"No sé qué nos vamos a encontrar cuando regresemos..."

Ana Crehuet, salmantina en Bélgica, estudiante de un Máster

Ana Crehuet es una estudiante salmantina que cursa un Máster en Louvain-la-neuve (a 15 minutos en coche de Bruselas), pero acude con asiduidad a la capital belga. Regresa de Sarajevo a Bruselas el 27 de marzo con la duda de saber si aterrizará en el mismo aeropuerto en el que tuvo lugar la tragedia... o la desviarán a otro.

Amanecer con una noticia como los atentados de Bruselas es, quizá, el peor despertar posible, especialmente para los habitantes de la capital belga y para todos los que de una u otra manera tienen alguna relación con esta ciudad.

 

La salmantina Ana Crehuet es una de ellas; estudiante de un Máster en Louvain-la-neuve (a 15 minutos en coche Bruselas) acude con frecuencia a la capital belga por motivos académicos y aún no se cree lo ocurrido. Por fortuna, este terrible hecho lo ha vivido desde la lejanía; en concreto, desde Sarajevo donde realiza un viaje con los compañeros de su Máster y a donde partió desde el aeropuerto de Zaveentem (lugar donde se produjo uno de los atentados) este 20 de marzo a las 09.00 horas, con fecha de regreso el 27 de marzo a las 19.00 horas. La duda es si aterrizarán en el mismo aeropuerto o desviarán el vuelo por motivos de seguridad.

 

"Es terrible. Nos hemos enterado esta mañana y la gente que ha viajado conmigo (todos belgas) estaban muy nerviosos e intentando saber si sus familiares y amigos estaban bien porque aquí estamos un poco incomunicados", asegura la estudiante salmantina.

 

El lugar en el que ha tenido lugar uno de los atentados es el barrio europeo en el que además tienen sede muchos de los organismos políticos de relevancia y otro, ha sido el aeropuerto de Zaveentem, desde donde, 48 horas antes de los atentados partió el vuelo de Ana Crehuet, y donde llegará (o no) alrededor de las 19.00 horas del 27 de marzo.

 

"No sé que nos vamos a encontrar al llegar, pero espero que no haya ningún problema. Seguro que hay mucha seguridad y se extremarán las precauciones, pero quiero dejar claro que no tenemos miedo a volver a Bélgica", explica Ana Crehuet, quien tiene claro que los primeros afectados son los propios musulmanes.

 

"En Bruselas hay una gran comunidad musulmana que sufre con este tipo de cosas y creo que no se les puede juzgar por lo que hagan unos terroristas. Lo que ha ocurrido es terrible, pero espero que no vaya a más y que la ciudad vuelva a la normalidad con el paso de los días".

 

La estudiante salmantina asegura que estos atentados "son terribles, pero parece que solo nos afectan cuando nos tocan a nosotros. Creo que cosas como ésta ocurren muchos días y no empatizamos lo suficiente con estas tragedias", reconoce.

 

Así, con la perspectiva que da la distancia, Ana Crehuet sabe que en pocos días volverán a uno de los escenarios en los que se vivió el terror, con el nerviosismo de no saber qué está pasando y con el susto en el cuerpo por lo que pudo haber pasado.