“No sé cómo cerrará su plantilla Ros, pero sí sé que mi equipo va a ser muy bueno”

Teresa SánchezSu vuelta a Salamanca se confirmaba mientras estaba de vacaciones, días después de finalizar la Liga y de haberla conquistado enrolada en las filas del Ros. Ahora ya, de regreso en nuestro país, Anna Montañana asegura que ya piensa “en azul”.
¿De verdad siente eso de que vuelve a casa?
En España he jugado en dos clubes, en Valencia y en Salamanca y puedo decir que tengo dos casas. Ahora regreso a Avenida por una razón principal y es para ganar un título. Me gusta mucho la apuesta que se está haciendo y creo que es la oportunidad de ganar ese título que nunca gané con Salamanca. La verdad es que no tuve que pensármelo mucho.

¿Qué diferencia hay entre la Anna de ahora y la de su anterior etapa en Avenida?
Los años que estuve en Salamanca evolucioné mucho y estos dos en Valencia me han servido para saber cómo superar muchas situaciones. Mentalmente soy una jugadora más dura y además espero que este verano pueda trabajar en lo que quiero entrenar para que se vea mi mejor versión.

¿Y qué es lo que señala que necesita mejorar?
Un poco mi estado físico que este último año no ha estado a la altura que debería. En baloncesto hay que renovarse o morir. También seguir trabajando la técnica individual. He tenido la suerte de poder jugar con grandísimas jugadoras, he aprendido mucho y ahora quiero dar un paso más.

¿Siente que tendrá más responsabilidad por aquello de que se analizará más su juego?
En su momento, ahí en Salamanca, se necesitaba liderazgo, mis puntos. Ahora sé que tendré un rol diferente. Vamos a ir jugadoras que aportaremos un punto de madurez, que en los momentos complicados podremos tirar del carro y esa responsabilidad es algo que me encanta. Si no tuviéramos presión, sería imposible estar arriba.

Sancho, De Souza... ¿Lo va a tener difícil?
Está la experiencia de Ros, en la que había nueve o diez jugadoras que podían aportar. Yo creo que si mentalmente todo el mundo está a lo mismo, el beneficio será para todas porque será cuando salgan las cosas. Tanto Sancho como Erika como yo, lo que queremos es ganar. Somos jugadoras diferentes y creo que puede salir una combinación increíble. A mí, de hecho, su juego me beneficia así que creo que va a ser súper excitante.

¿Hablamos del mejor o uno de los mejores interiores de Europa?
Me gustaría hablarlo cuando acabe el año. Está claro que ellas son de las mejores 4 ó 5 de Europa. Yo tampoco soy manca, así que está claro que bueno es.

Al regresar ahora, ¿siente que va a tener que convencer a gente que no entendió su marcha?
Es verdad que en estos dos años ha habido algunos momentos difíciles para mí, y sé que de 4.000 aficionados alguno habrá que no me entienda, pero no me arrepiento de la decisión de entonces y tampoco de la de ahora. Tenía que hacerlo para crecer baloncestísticamente hablando y ahora voy a luchar por esos títulos. Si ganamos seguro que toda esa gente me entenderá.

¿Está hoy Avenida más cerca que nunca de Ros?
Sí. El año pasado ya había muy buen proyecto en Salamanca pero la marcha de Gorbunova le hizo mucho daño al equipo y lo distanció. Ahora se está formando un grupo humano en el que todas nos conocemos y eso es muy importante a la hora de conseguir éxitos. Estoy convencida de que va a ir como la seda. No sé cómo va a terminar Ros su plantilla pero sí sé que mi equipo va a ser muy bueno.

Su posible fichaje salió antes de que se jugara la final. ¿Cómo llevó esa situación?
Tranquila, sólo quería ganar y acabar porque ha sido una temporada un poco dura a pesar de que entre nosotras había química increíble como demuestra que perdiéramos sólo cuatro partidos. Todo el mundo ha disfrutado pero queríamos acabar y finiquitar la temporada y, aunque yo sabía mi futuro, por respeto sólo tenía que estar a intentar ganar la Liga.

Y lo de Europa, con Ros Casares, los rusos, los turcos... ¿cómo se ve?
Ahora lo lejano. Primero se ficha, después hay que conjuntar y ver qué grupos tocan y otras cosas. Falta un fichaje y si se acierta en él podemos tener una de las mejores plantillas de Europa y, por qué no, alcanzar la Final Four.

Ya tiene entrenador, Lucas Mondelo.

Lo conozco de jugar contra él varias veces y tengo buena relación con él.Creo que tiene unas ganas enormes de coger este grupo.Es un técnico que incentiva la competitividad con buen rollo y eso puede ser muy bueno.

¿Quiere decirle algo a su nueva afición?
Muchas gracias sus por mensajes de ánimo tras el fichaje y espero hablar en el campo ganando cosas y dando alegrías.