"No queremos que Salamanca se convierta en la próxima Salou"

Fotos: Teresa Sala.

Los hosteleros salmantinos se muestran claramente en contra de la cultura del alcohol: "No queremos emborrachar a los chavales", dicen.

Los hosteleros salmantinos pertenecientes al sector del ocio nocturno han comenzado una lucha contra las 'barras libres' y la promoción ilegal de bebidas alcohólicas que esperan sea fructífera.

 

De este modo, tras reunirse con el alcalde de Salamanca para tratar de lograr un compromiso en firme del Consistorio, reconocen que su única intención es "hacer que se aplique la ley".

 

Sin querer dar sus nombres por miedo a represalias entre ellos mismos, los hosteleros son claros: "No queremos que Salamanca se convierta en la próxima Salou. Queremos que la ciudad siga teniendo el prestigio y la imagen que ahora tiene, también por la noche", añaden.

 

"Beber casi gratis como están haciendo ahora en que por 3 euros pueden consumir lo que quieran durante 4 horas terminará convirtiéndose en un grave problema social", añaden. "El joven que bebe hasta emborracharse y encima lo hace con bebidas de mala calidad, al día siguiente es incapaz de levantarse para ir a clase en condiciones", recalcan. "Nosotros no queremos emborrachar a los chavales, de hecho normalmente nunca dejamos entrar en los locales a los que está aparentemente bebidos", reconocen.

 

"Está prohibido depreciar los precios para que se consuma más, se deben regular los precios para que haya unos mínimos", dicen. "La ley de drogodependencia de Castilla y León es bien clara al respecto, pero ahora hay muchos locales que la incumplen a pesar de no estar de acuerdo con estos hábitos porque sino, tendrían que cerrar. Hay locales que trabajan como si fueran un monopolio y obligan al resto a llevar su mismo ritmo. Esto tiene que cambiar", concluyen.

Noticias relacionadas