“No podemos seguir así dos años más, estoy preparado y con fuerzas para asumir el Gobierno”

El presidente del Partido Popular y líder de la oposición, Mariano Rajoy (27-03-1955, Santiago de Compostela) hace un pequeño alto en el camino para atender la entrevista de TRIBUNA DE SALAMANCA, la única concedida a un medio de comunicación esta semana. Un alto en un camino difícil y ajetreado, casi de precampaña electoral, pero también de enorme responsabilidad ante una crisis económica que requiere el esfuerzo de todos. Se siente fuerte, preparado y respaldado para asumir la responsabilidad de Gobierno, pero de momento su trabajo se centra en decirle a los españoles que hay otra forma de afrontar esta etapa vital para el futuro del país. Sobre Salamanca, se compromete de forma rotunda con la Alta Velocidad.
TEXTO: PURI CONTRERAS
FOTOS: DIEGO CRESPO (PP) / Perelétegui

En su reciente visita a Salamanca sintió el calor de los ciudadanos como próximo presidente del Gobierno español. ¿Está usted preparado para asumir esta responsabilidad en un país sumido en una profunda crisis económica?

Sé que es una enorme responsabilidad porque estamos en una época particularmente difícil, pero yo me siento con la preparación y la fuerza necesarias para asumir esa responsabilidad. Esa fortaleza se basa sobre todo en la confianza que tengo en la sociedad española. Los españoles hemos demostrado con creces que somos capaces de cualquier logro si se nos sabe motivar y liderar. Es la confianza en nuestros compatriotas la que me da la seguridad para asumir el Gobierno de la nación en tiempos muy difíciles como estos.

¿Se considera con el valor, las fuerzas, los apoyos dentro de su partido y la solidez necesaria para tomar las riendas?

Por supuesto, de otra manera no estaría donde estoy. El Partido Popular es, probablemente, la formación política más importante de Europa. Tenemos más de 700.000 militantes y hemos pasado una época muy dura, pero hemos sabido resistir y aquí estamos. Eso también supone una garantía para los españoles. Somos un partido serio, independiente y responsable. Somos un partido de Gobierno que sabe mantener el tipo en la oposición. Yo estoy muy orgulloso de mi partido y estoy seguro de que ahora mismo tendría más apoyos del 84% que tuvo en el congreso de Valencia.

¿Cree que España puede aguantar con esta política dos años más o hay que forzar por todos los medios unas elecciones anticipadas?

Lo más urgente es una rectificación rotunda de la política económica. No podemos seguir así otros dos años. Si el gobierno rectifica, tendrá nuestro apoyo. Si, por el contrario, sigue en lo mismo, incapaz de acometer las reformas necesarias y carece del coraje suficiente para gobernar debería convocar elecciones.

¿La subida del PP en intención del voto se debe al deterioro del Gobierno o cree que su partido es una alternativa real?

Si no fuéramos una alternativa real, si no inspiráramos confianza en los ciudadanos también perderíamos apoyo en las encuestas y eso no está sucediendo. Es el partido socialista y el Gobierno el que está perdiendo a chorros su credibilidad, nosotros, por el contrario, mantenemos un altísimo nivel de fidelidad y seguimos sumando nuevos apoyos. Le recuerdo que hemos ganado las elecciones europeas con el mejor resultado de nuestra historia en esos comicios y el tercer mejor resultado de todos los partidos que se presentaron en los 27 países. Por ponerle un ejemplo, todas las encuestas nos dan un porcentaje de voto superior al 40% y Angela Merkel está gobernando en Alemania con el 37%.

¿Qué primeras medidas tomaría usted contra la crisis económica?

Mi primera medida sería un plan de austeridad muy ambicioso, que es el que estoy reclamando al Gobierno desde hace meses. Si las familias ahorran y las empresas ahorran no puede ser que el gobierno siga gastando el dinero a lo loco; eso está haciendo un daño tremendo a nuestra economía dentro y fuera. Ahora mismo también es necesario aplicar medidas urgentes para evitar la morosidad y conseguir que vuelva a fluir el crédito. Me metería a fondo en las negociaciones para la reforma laboral y bajaría impuestos de manera selectiva para estimular la actividad económica.

Concrete los puntos fundamentales de las reformas estructurales que deben ponerse en marcha de forma inmediata

Energía, justicia, educación, unidad de mercado, etc. Son reformas que ofrecen sus resultados a medio plazo pero que envían una magnífica señal de manera inmediata. En esas cuestiones está el futuro de nuestro país.

¿Sabría a día de hoy quiénes serían los ministros de Economía y Trabajo en un Gobierno del PP?

Por supuesto. Sé quienes serán mis ministros, pero comprenderá usted que cada cosa tiene su tiempo.

¿Qué le diría usted a las personas que se van al paro cada día y a los autónomos obligados a cerrar sus empresas?

Les diría y les digo que no se rindan nunca, que nunca desfallezcan, que sigan preparándose, buscando nuevas actividades. Entiendo que a veces parezca que no hay solución posible, pero deben seguir luchando sin desfallecer, deben saber también que hay otra forma de hacer las cosas. Nada es inevitable, hay gobiernos buenos y malos, hay políticas buenas, que crean riqueza y trabajo, y hay políticas malas que lo destruyen. Les diría que nunca pierdan la esperanza.

Castilla y León, al igual que otras comunidades, vive un complicado reajuste de entidades financieras, ¿cuál es su postura respecto a la fusión de las cajas de ahorro? ¿debe apostarse por uniones dentro del mismo territorio autonómico o es mejor buscar entidades fuertes aunque sean interregionales?

Mi postura en este asunto es meridianamente clara, la primera prioridad debe ser la solvencia, hay que buscar entidades solventes que den crédito a las familias y las empresas, entidades saneadas que inspiren confianza. Mi segunda prioridad es la competencia: el dinero público no se puede utilizar para generar discriminación entre entidades y por último creo que también debemos tener en cuenta el criterio de territorialidad. Tradicionalmente las cajas han tenido una sensibilidad especial hacia los proyectos de su territorio y eso es bueno. En definitiva: solvencia, competencia y territorialidad. Esos son mis criterios.