No existían denuncias previas de Carrasco por amenazas y el arma del crimen no ha sido localizada

Ruiz Medrano acompañado por Juan Carlos Suárez-Quiñones e Ignacio Cosidó

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha confirmado que no existían denuncias previas y que hay dos detenidas, ambas mujere, de 55 y 35 años. 

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha explicado que no existían denuncias previas por amenazas presentadas por la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, quien ha fallecido tras ser tiroteada esta tarde en plena calle.

 

Ruiz Medrano, que ha estado acompañado por el subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha explicado que Carrasco fue tiroteada cuando se dirigía por la Pasarela Condesa a la sede del PP, formación de la que era presidenta provincial.

 

Carrasco habría recibido entre dos y cuatro tiros con un arma "que no ha sido localizado aún" aunque se ha detenido a dos personas, una mujer de 55 años y su hija de 35 años, aunque según ha precisado Ruiz Medrano se desconoce quien es la autora material de los disparos. La Policía sospecha que habrían podido arrojar el arma al río, por lo que procederá a comprobar si se encuentra allí. 

 

Estas dos mujeres son mujer e hija de un inspector de la Policía, y aunque el delegado del Gobierno no ha precisado de quien se trata todo apunta a que se trata de un agente de la localidad leonesa de Astorga.

 

Ramiro Ruiz Medrano ha lamentado la "gran pérdida que supone para León, el PP, la clase política y toda la ciudadanía" la muerte de Isabel Carrasco, de 58 años y con una hija, en un suceso que ha tachado de "dramático" y "sin ninguna explicación".