“No entiendo la política de una manera distinta del servicio a los salmantinos”

Alfonso Fernández Mañueco - Candidato del PP a la alcaldía de Salamanca
ICAL

El paso de consejero a candidato a la Alcaldía por Salamanca, ¿cómo debe interpretarse? ¿Como la necesidad del PP de moderar su imagen ante un candidato socialista de peso, de llevar un discurso más autonómico o como una nueva etapa en su vida política?
Me siento muy orgulloso, muy contento y muy satisfecho de que el PP de Salamanca haya propuesto mi nombre. En este sentido, primero hemos tomado una decisión pensando en los intereses de Salamanca, pensando en lo que desde el PP podía actuar de la mejor manera para servir a los ciudadanos de la ciudad. Ni hemos pensado en otros rivales ni en otras claves, y lo que es bueno para Salamanca es perfectamente compatible y legítimo con ser bueno para Castilla y León.

¿Qué les diría a quienes piensan que esto puede suponer un paso atrás en su carrera?
(Risas) Me lo han dicho ya varias personas. Ser alcalde de Salamanca nunca se puede interpretar como un paso atrás de nada. Ser alcalde de tu ciudad, de tu pueblo, por grande o pequeño que sea es una de las cosas más importantes que le puede ocurrir a un político. Lo he dicho con claridad, es el reto más importante al que me he enfrentado, desde el punto de vista político. Es algo de lo que me siento muy orgulloso.

¿Qué aportará de nuevo en la política salmantina?
Toda la experiencia política y de gestión en unos momentos difíciles, por la situación económica y social de España. Toda esa experiencia que he acumulado a lo largo de estos años en la política local, antes en Salamanca, y ahora en la Junta de Castilla y León, que voy a aplicar al servicio de los ciudadanos de Salamanca. Yo no entiendo la política de una manera distinta del servicio a los ciudadanos de Salamanca. Incluso cuando hago política regional o nacional, desde el Comité Ejecutivo Nacional, siempre la hago a través de Salamanca y de los salmantinos, no la entendería de otra manera. Y eso es lo que voy a hacer: devolver con eficacia en la gestión, con propuestas de futuro y con propuestas de progreso todo eso que me han dado los salmantinos hasta ahora, en mi candidatura y si así lo desean en mi mandato como alcalde.

Se refería a la difícil situación económica, ¿cómo la afrontara, si resulta elegido alcalde? ¿Supondrá reajustes de algún tipo?
El Ayuntamiento de Salamanca tiene una situación económica complicada que no es distinta de la que tienen otros ayuntamientos o diputaciones provinciales y, además, se añade la situación económica general de España que es muy grave. Todo porque no hay una adecuada financiación para las corporaciones locales. Lo prometió muchas veces Zapatero y no cumplió y además nos encontramos con una situación económica crítica para ciudadanos, empresas y administraciones. Hay que apretarse el cinturón. Cuando llegue a la Alcaldía, si así lo deciden los ciudadanos, analizaremos la situación y tomaremos las medidas, pero ojo, hay unos servicios públicos que el Ayuntamiento de Salamanca está realizando y que va a mantener y garantizar. En especial los servicios públicos, como los sociales, que van destinados a las personas que más lo necesitan.

¿Cuáles son los objetivos que se marca en esta nueva trayectoria y si estarán condicionados por esta situación económica?
Como candidato uno de los objetivos prioritarios es la generación de riqueza de actividad económica. Sabemos que la política de empleo la marca fundamentalmente el Gobierno de España. También algunas competencias, aunque muchas menos, la Comunidad. Sabiendo que no es competencia municipal, pero yo como candidato quiero que la generación de actividad económica sea uno de los grandes retos para la ciudad de Salamanca. Sentar las bases de la Salamanca del siglo XXI, y hay proyectos que ya están en marcha y otros que tendremos que desarrollar. En marcha, por ejemplo, el proyecto logístico ferroviario llamado Zaldesa o los vinculados a la Universidad. Salamanca no tiene que ser solamente un foco de atracción de ideas y conocimientos, sino también de generación de actividad económica.

Para ello, ¿qué cambios cree usted que son necesarios?
Más que cambios, incorporar proyectos nuevos. Yo creo que Salamanca a lo largo de muchos años, con el esfuerzo de los alcaldes, de los equipos de Gobierno y también de la oposición, tiene un modelo consolidado en base a la cultura, hostelería y turismo, que es importante y donde una pieza esencial es la Universidad de Salamanca, y ahí está el VIII Centenario de la institución académica, en 2018. Es un proyecto del que la Universidad es el actor fundamental pero la ciudad de Salamanca también lo tiene que aprovechar. Sobre ese proyecto hay que seguir poniendo una piedra más, un pilar esencial para Salamanca que es el de la generación de actividad económica. Poner la pieza que falta en el puzle de la Salamanca del siglo XXI, que es la de la generación de actividad económica.

¿Puede avanzar algo sobre el equipo que le acompañará en las listas en mayo?
Es prontísimo.

¿Cuales son las características que debe tener el equipo que le acompañe en las listas?
Lo primero que vamos a hacer es un diálogo con los ciudadanos, con los agentes sociales, he tenido la oportunidad ya de hablar con los responsables económicos, sociales y vecinales y, a partir de la próxima semana, voy a empezar a reunirme con los ciudadanos, de manera colectiva, con carácter sectorial o de manera individual. Las puertas de mi despacho en la sede provincial de Salamanca están a disposición de cualquier ciudadano de Salamanca que crea que tiene una idea o que tiene un problema y hay que intentar resolverlo. El problema de los salmantinos será mi problema y tendremos que comprometernos en resolverlo y ayudar. A veces no estará en nuestra mano y otras veces sí. Cuando no esté en nuestra mano llamaremos a todas las puertas para intentar resolverlo.

Ha hecho referencia al colectivo vecinal, ¿qué compromisos puede asumir con ellos?
Una política de diálogo, de consenso, de presentar nuestras propuestas, pero también queremos escuchar qué tiene que opinar la ciudadanía. Creo que un proyecto que sirva para unir y no confrontar es lo que va a hacer el Partido Popular y lo que voy a hacer yo en mi proyecto. Cuando tengamos esas ideas, ese esbozo de proyecto empezaremos a pensar en personas para llevarlo a cabo.

Precisamente el candidato socialista a la Alcaldía, Enrique Cabero, también ha confesado que apuesta por esa política de diálogo, de mano tendida. ¿Qué opinión le merece?
Hemos sido compañeros en la carrera, tengo cierta relación con él y tengo respeto hacia él como persona, pero considero que en el mundo de la política no tiene experiencia.

¿Cuál será el proyecto estrella de su candidatura?
Todavía no puedo adelantarlo, estoy marcando las líneas generales.