'No' a la libertad total para abrir en domingo impulsada por Mañueco

Virginia Carrera (Ganemos), durante su participación en el foro. Foto: I. de la Calle

Los partidos políticos que concurren al Ayuntamiento de Salamanca ven necesario matizar el aumento de domingos y festivos de apertura para no perjudicar al comercio tradicional, pero también para impulsar otro modelo de comercio y de ciudad.

El foro sobre comercio de TRIBUNA Grupo tuvo también momento para las preguntas de los asistentes, y una de las más evidentes tratándose del tema de comercio fue la postura de los partidos sobre la liberalización comercial total que pretendía Fernández Mañueco y que se resolvió en un aumento de festivos de apertura. Todas las fuerzas coincidieron, de una u otra manera, en la necesidad de revisar este planteamiento para, sin perjudicar a nadie ni saltarse la normativa, racionalizarlo para que no le cueste la supervivencia al comercio tradicional. Esto es lo que dijeron cada uno de los asistentes.

 

Virginia Carrera (Ganemos): “La propuesta tiene que ir a reducir el número de domingos”. “Los domingos no son día de apertura, no apostamos por la ampliación de horarios”.

 

Santiago (Vox): “Sí, por qué no, la libertad es lo más importante. Lo que sí digo es que esa posibilidad tiene que ser equitativa, que no haya diferencias entre los que optan por abrir y los que no, aunque haya que ayudar a los que no”.

 

Chema Collados (Vecinos por Salamanca): “Claramente prohibida la apertura de domingos a las grandes supercicies y el pequeño comercio si quiere hacerlo que lo haga”. “Nos hemos opuesto en la apertura dominical y nos hemos opuesto a las tasas”.

 

Bernando Velasco (UPyD): “Hay que apoyar la conciliación y a la mujer, y también una jornada más racional. ¿Si hace falta abrir los domingos? Algunos sí, respetando la conciliación, y limitando los abusos de las grandes superficies”.

 

Rafael de Diego (Prepal): “En general, no, pero hay comercios que hacen ese poco más de caja los domingos”.

 

Enrique Cabero (PSOE): “hay una especie de mito, que cuanto más horas se abre más se vende, y eso no es verdad”. “Hay que fijar un marco, porque la libertad absoluta en este sentido no lo es tanto, solo para el que tiene medios como las grandes superficies que puede hacer turnos”. “Volver a los diez festivos y domingos puede ser razonable, pero sin exagerar”.

 

Alejandro González: “Todo se tiene que arreglar con diálogo. Yo no diría si 10 días o 7 días, lo que tendría que haber es diálogo entre patronal y sindicatos”.