Niños salmantinos con problemas para dejar el chupete, ya tienen la solución

El árbol de los chupetes, en la plaza Carmelitas. (Foto: Javier Burón)

'Zoes' ha acondicionado el 'árbol de los chupetes' en la plaza de las Carmelitas, donde los más pequeños podrán hacer más llevadera esta despedida.

Esta mañana de domingo ha sido muy especial muchos niños salmantinos, pues han procedido a una despedida que, tanto para ellos como para los padres, suele ser de lo más dura: dejar el chupete. Este objeto, que se había convertido en inseparable para los 'peques', ha terminado siendo un problema para muchos padres, de ahí que la asociación del Barrio del Oeste 'Zoes' haya decidido que era hora de ayudar a este problema de una forma original: el árbol de los chupetes.

 

"Está científicamente demostrado que dejar el chupete supone un trauma para los niños", comenta Inma Cid, presidenta de Zoes. "Por eso, hemos decidido realizar esta iniciativa".

 

La idea del árbol de los chupetes nació "hace unos 30 años en Canadá, cuando un hombre que no sabía como quitárselo a su hijo, decidió colgarlo en un árbol". Desde entonces, la iniciativa se ha extendido por todo el mundo. En España está, por ejemplo, en "Logroño, Sevilla, Badajoz o Ávila, y ahora ya lo tenemos en Salamanca", señala Cid.

 

Algunos de los peques que ya se han animado a colgar sus chupetes (Foto: J.B.)

 

Así, los niños a quienes se les haga cuesta arriba el dejar este objeto "pueden dejarlo, verlo todos los días, venir a saludarlo y hacerlo más llevadero". La iniciativa ya ha sido un éxito. "Hoy ha sido excepcional, ha superado todas nuestras previsiones y esperamos que sigan viniendo más", afirma la presidenta.

 

Así, Zoes continuará con sus propuestas para los más pequeños, como la de la semana que viene, en la que organizarán "un mercadillo donde los propios niños podrán vender sus juguetes y sus libros".