Ni una noticia sobre la pesquera dos meses después de su derrumbe

Imagen del cauce en la pesquera de Tejares tras su rotura hace unos meses.

El Ayuntamiento sigue sin mover ficha para arreglar el derrumbe, mientras la zona continúa con su deterioro.

El equipo de Gobierno sigue sin tomar una sola decisión sobre la pesquera de tejares más de dos meses después de su derrumbe parcial. De hecho, y a pesar de una pregunta del grupo socialista en el pleno, se ha decidido contestar en la siguiente sesión, con lo que puede pasar otro mes hasta el próximo pleno ordinario sin que el Ayuntamiento aclare su postura.

 

En su día, el Ayuntamiento anunción que ya se había puesto en contacto con la Confederación Hidrográfica del Duero y la Junta de Castilla y León, los competentes, para comunicarles lo ocurrido. Pero también hubo controversia porque el alcalde anunció primero su decisión de derribarla, para después recular y anunciar que se estudian todas las posibilidades.

 

El grupo socialista ha planteado una actuación integral en la pesquera de Tejares para recuperarla para el uso de los ciudadanos tras el último incidente sufrido en septiembre, cuando se abrió un boquete en la construcción y dejó al descubierto un lecho lleno de suciedad. La idea es limpiarlo, reparar la pesquera y acondicionar toda la zona para que los salmantinos puedan disfrutar de la zona, una de las más bonitas del recorrido fluvial.

 

El grupo municipal del PSOE se teme que la decisión no está tomada porque se va a optar por la política de los hechos consumados: es decir, dejar que termine de caerse. Por eso no se ha hecho nada en más de dos meses. Los concejales socialistas ya denunciaron hace unas semanas que el Ayuntamiento iba a tirar otros 200.000 euros porque eso fue lo que costó construirla en su día y las intenciones son las de no levantarla de nuevo.

 

La solución, según el PSOE, pasa por arreglar la pesquera levantando de nuevo su estructura en ese punto, pero el suceso ha dejado al descubierto otros problemas. Sin agua, se ha comprobado que el lecho está muy sucio y que necesita una limpieza para retirar troncos y lodo. El grupo socialista considera que es imprescindible hacerlo y que, una vez se haga, será el momento de la reconstrucción.