Necesitan mejorar... YA

Chuchi y Peque, técnicos del Salmantino y del Santa Marta, tienen claro el balance de la primera vuelta
JOSÉ ÁNGEL SANZ

No hemos hecho las cosas bien y lo que esperamos es que las cosas cambien. ¿Por qué? Creo que al principio no acertábamos con el once titular en los partidos. Pero después hemos recuperado sensaciones, como contra el Ávila, el Villaralbo o el Huracán Z”, destaca el preparador unionista, al que delata un pensamiento optimista. “Vamos a más, las sensaciones están cambiando. El Ávila nos empató en el último momento, ante el Valladolid perdemos por la mínima...”.

Chuchi va más allá en su análisis del Grupo VIII: “Cultural B, Numancia B y nosotros, los tres filiales, estamos en la zona de abajo. La categoría está ganando en año y en experiencia entre sus jugadores. Hay equipso rivales que se refuerzan con jugadores que hasta han pasado por equipos de Primera y de Segunda División. Nuestra apuesta es otra y es la que mantenemos”. El técnico salmantino encara con ilusión la segunda vuelta que arranca este fin de semana. “Nos enfrentamos a dos buenos equipos como el Bembibre y la Arandina, pero veremos. El Bembibre ha mejorado mucho y lucha por meterse entre los cuatro primeros equipos, y de la Arandina no hay nada que decir”, subraya.

Peque, por su parte, es muy crítico. Aunque ha ofrecido síntomas puntuales de mejora, su equipo es el último de la tabla. “El equipo menos goleador y el segundo más goleado, farolillo rojo... lo único bueno es que queda una segunda vuelta entera para cambiar las cosas”, reconoce. “En el sentido competitivo las cosas pintan mal, pero al menos podemos decir que han debutado seis juveniles en lo que va de año. Rubén, Víctor Abajo, Omar, Palomi, Diego García y Nacho”, destaca el técnico. “Estamos dando la cara, pero también nos la están partiendo. Tenemos que ser más competitivos y saber jugar más con el resultado, no jugar por jugar como nos ha pasado muchas veces. Y también tenemos que tener más gol”, admite el trastormesino, convertido en hombre de total confianza del club en los últimos años. “El final de temporada, con el calendario delante, es de espanto, así que asegurar el objetivo de la permanencia cuanto antes”,finaliza.