Navas esconde las dudas

AL FINAL. ‘La Roja’ sufrió más de la cuenta para hacerle un gol a Corea del Sur, que también estará en el Mundial, y sólo se impuso en el 87 con un gol de Navas.
EFE / Innsbruck (Austria)

El estreno goleador de Jesús Navas con la selección española, con un derechazo a la escuadra a tres minutos del final, le dio el triunfo ante la combativa Corea del Sur y premió el ansia por ganar de un grupo de jugadores que dejaron dudas con el nuevo dibujo con extremos de Vicente del Bosque.

Decidió el seleccionador español dedicar el segundo amistoso camino de Sudáfrica para realizar pruebas, dar minutos a los que serán suplentes en el Mundial y ensayar la vía alternativa, la entrada en escena de extremos. No funcionó. España perdió su seña de identidad. Tocó menos y lo que es más importante, retrasó una línea de presión que es la primera clave del éxito. Con sólo Fernando Llorente como referencia ofensiva, desde el inicio quedó claro que el amistoso tenía más importancia en la búsqueda de ritmo de competición que por el resultado.

Si el amistoso ante Arabia Saudí dejó como nota más positiva la recuperación del mejor nivel de Andrés Iniesta, el encuentro ante Corea del Sur sirvió para que Cesc Fábregas recupere sensaciones perdidas. Anda lejos de su mejor nivel, tras dos meses de lesión, y debe ganar en autoestima. Si con Luis Aragonés se sentía el jugador número doce, ahora ha bajado escalones con Vicente Del Bosque. Xabi Alonso le gana la batalla. Necesita volver a brillar para ganarse un sitio. Repite forma de entrada en un gran campeonato con la confianza que le da el pasado para volver a soñar con ser clave.

Sólo Sergio Ramos y Andrés Iniesta son indiscutibles en el once que alineó Del Bosque. Se notó. Era la primera vez que se juntaba este grupo de internacionales. Faltó ritmo y llegada. España no chutó a la puerta defendida por Lee Woon Jae hasta el minuto 35, cuando el travesaño repelió un disparo colocado de Cesc. Hasta entonces, cayó en la pelea propuesta por Corea del Sur. Pecó de buscar siempre por alto a un delantero como Llorente, que también brilla por abajo. Con excesivo protagonismo de la banda derecha con Sergio Ramos y Jesús Navas. Escasa aparición de Iniesta, encargado de dejar los detalles de más calidad del choque. Reina, que jugó en la primera parte, se lución con una doble intervención que evitó el gol de los coreanos.

Se juntó la imaginación de Xavi con el hambre de gol de David Villa para comenzar a crear ocasiones. Valdés se llevó su primer susto por un fallo de Raúl Albiol que desperdició Park Chu, pero las ocasiones fueron españolas. Javi Martínez chutó alto, Navas a los pies de Jung Sun y Villa tuvo tres para volver a marcar en su estadio fetiche, donde goleó en la Eurocopa.

España no encontraba el camino del gol pero tiene tanta confianza en sus cualidades que nunca se rinde. Una mala salida de Valdés en una falta lateral, la remató Lee Jung ajustado al palo. Segundos después Navas decidía el partido con un derechazo desde 30 metros imparable.

La Roja firmó un nuevo triunfo en el camino al Mundial -lleva pleno desde las semifinales de la Confederaciones-, pero sigue sin encontrar el juego que le convierte en la favorita para Sudáfrica.