NAVACARROS. Caridad para arreglar la ermita

La parroquia acude a la piedad de sus fieles para finalizar la restauración de un templo del siglo XVII
CARLOS BERMEJO

La ermita de la localidad de Navacarros recurre a la piedad de sus vecinos. Y es que el viejo templo de la localidad de la comarca bejarana se encuentra en mal estado de mantenimiento debido a últimas lluvias caídas en la zona que han provocado humedades y deterioros en la estructura de la ermita.

La parte más afectada es la cubierta y el tejadillo porticado que cubría la entrada de este pequeño templo. Éste último fue construido hace quince años, pero el paso del tiempo y del hostigo han causado en la estructura del tejadillo porticado notables deficiencias. Tanto es así que hace pocas semanas ha tenido que ser retirado parta evitar accidentes y en la actualidad la ermita luce sin él. Los vecinos de esta localidad aseguran que “era un peligro y corría el riesgo de que se cayera y pudiera matar a alguien”. Muchos opinan que “lo que de verdad ha sido un milagro es que no se haya caído antes y que no hay ocurrido un accidente”.

Ahora la parroquia busca ayuda entre los fieles al Cristo del Humilladero para poder colocar de nuevo el tejadillo. Las ayudas no se han hecho esperar y los alumnos de uno de los talleres de la Fundación Premisa han sido los primero en ofrecerse para retirar los pilares y la cubierta de este tejadillo que hacía las veces de pórtico, y serán ellos también los que vuelvan a colocarlo sin gasto alguno para la parroquia. Por lo tanto la financiación de la mano de obra está resulta.

Sin embargo al templo, que está siendo rehabilitado con dinero del Plan E, le hacen falta cerca de 3.000 euros más para comprar los materiales y solventar los problemas estructurales y es aquí donde entra en juego la solidaridad de sus vecinos. La respuesta tampoco se ha hecho esperar y un vecino de la localidad serrana ya ha ofrecido las tejas para cubrir el tejadillo. El párroco de la localidad, sigue esperando más ofertas solidarias para poder devolver al templo su imagen original.

Antiguo Camino de Ávila
La Ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, se encuentra situada en uno de los extremos del pueblo, en el antiguo camino a Ávila. Se fundó en 1645. Cuenta con un amplio portal y arcos torales de piedra, en los que se sostiene una bóveda de ladrillo. El altar, del segundo Renacimiento, contiene una talla de la Santa Imagen, al parecer del siglo XVI y de bastante mérito, si bien fue desacertadamente restaurada en el siglo XIX. A los pies del Crucificado está arrodillada la Magdalena. Hay una hornacina, guarnecida con ocho tablas, que, a manera de marcos, ostenta ricos relieves dorados representando escenas de la Pasión.