Natalia Rodríguez, el adiós de la mejor "millera" española

Natalia Rodríguez se marcha con el cartel de mejor "millera" española de todos los tiempos y a partir de ahora trabajará para el Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos de su ciudad natal, en 2017.

Olímpica en cuatro ocasiones (desde Sydney 2000 hasta Londres 2012), fue campeona de Europa en pista cubierta en Turín 2009 y subcampeona --también bajo techo-- en el Mundial de Doha de un año después. También fue bronce en Barcelona 2010 y en los Mundiales de Daegu 2011.

"Hoy cuelgo las botas. Lo he meditado, y he decidido poner punto y final a mi etapa como atleta, satisfecha por todo lo conseguido", dijo la catalana, de 35 años, en su cuenta oficial de Twitter pocas horas después de remitirle una carta personal al presidente de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), José María Odriozola, para anunciarle una decisión muy difícil, pero muy meditada.

La mejor "millera" española posse aún el récord de España de 1.500, con algo menos de 4 minutos (3:59.51), y siempre ha destacado por una garra que le ha permitido codearse durante dos décadas con las mejores mediofondistas del mundo.

Después de un 2013 muy complicado por las lesiones, en el pasado 2014 no compitió por diferentes problemas físicos. Este 2015 decidió empezar desde cero, pero, de nuevo, las lesiones le han hecho colgar las zapatillas como una de las mejores mediofondistas internacionales y referentes de la historia.

Natalia Rodríguez acabará ahora sus estudios de fisioterapia y aportará toda su sabiduría al Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2017, con lo que seguirá vinculada al mundo del deporte y al atletismo.