Nadie quiere los presupuestos de Mañueco

Mañueco, el día que presentó las líneas generales de los presupuestos de 2016.

El PP se encamina hacia una aprobación en minoría de los presupuestos municipales de 2016: la oposición se ha movido entre la abstención y el voto en contra en la primera comisión que los trataba. La única duda es Ciudadanos: mojarse y apoyar o abstenerse.

Los presupuestos del Ayuntamiento de Salamanca para 2016 serán sólo los presupuestos del PP. Al menos, eso es lo que parece tras el primer trámite, su paso por la comisión informativa de Hacienda este martes, en el que el concejal del área, Fernando Rodríguez, se ha quedado solo en la defensa de estas cuentas a pesar de incluir algunas cuestiones menores de su 'socio' de investidura, Ciudadanos, y del líder de la oposición, PSOE.

 

Aunque hasta el próximo lunes no pasarán por pleno, parece que lo que va a ocurrir es sencillo: los únicos votos a favor serán los del PP. De este modo, Fernández Mañueco aprobará en minoría unos presupuestos que no convencen de manera razonable a nadie, ni a pesar de las concesiones. Y se valdrá del hecho de que le basta la abstención de Ciudadanos para sacarlos adelante.

 

Probablemente, quien más cerca está de apoyarlos es Ciudadanos. El PP ha incluído algunas de las peticiones que le ha lanzado el grupo municipal naranja, tanto para presupuestos como para ordenanzas fiscales, pero puede que no sea suficiente para lograr el apoyo inequívoco que supondría el voto a favor de los cuatro concejales de C's. El grupo parece más decantado por una postura 'higiénica' y más fácil de justificar ahora y en el futuro: abstenerse. Así lo han hecho en la comisión informativa previa, incluso con ordenanzas que apoyaron en pleno. No son sus presupuestos, la abstención le basta a Mañueco y quién sabe qué pactos de futuro serán necesarios en el complejo panorama político que se avecina. La otra opción es apoyarlos sin disimulo como se ha hecho con los de la Junta.

 

Los otros dos grupos de la oposición parecen tenerlo más claro. El PSOE se ha abstenido en la comisión y fijará postura en el pleno, pero no apoya unos presupuestos que no le convencen y en ningún caso votará a favor; su mínimo oscila entre la abstención responable y el voto en contra.

 

En cuanto a Ganemos, sus manifestaciones dejan poco lugar a duda. En la comisión de este martes han votado en contra y hace semanas que explican que son unos presupuestos que no les gustan en ningún sentido, ni por las prisas, ni por la fórmula de participación, ni por el diálgo fingido del alcalde... tampoco por las medidas, que definen como más de lo mismo y continuidad con lo hecho estos años.

Noticias relacionadas