Nadal sabe sufrir para quedarse a un paso del número uno

Estuvo abajo ante el italiano Fabio Fognini 6-2 y a un punto del 5-1 antes de firmar una sensacional remontada.

El tenista español Rafa Nadal está a un solo partido de recuperar el número uno del mundo después de superar la dura prueba en los cuartos de final del torneo de Pekín, puntuable para la ATP y la WTA, a la que le sometió el italiano Fabio Fognini, frente al que reaccionó a tiempo para ganar por 2-6, 6-4 y 6-1.


El jugador manacorí necesita alcanzar la final en la capital china para asegurarse, haga lo que haga el serbio Novak Djokovic, volver a ser el líder del ránking mundial y ahora su último obstáculo será el ganador del duelo entre el checo Tomas Berdych y el estadounidense John Isner.

Si en la anterior ronda, el balear ya había tenido una prueba exigente ante el alemán Philipp Kohlschreiber, a la que le sometió Fabio Fognini, entrenado por José Perlas, fue aún incluso mayor, forzándole al límite y teniéndole contra las cuerdas durante una hora de partido. El italiano cedió finalmente en tres mangas después que haber dominado claramente la primera y llegar a tener 4-1 a favor en la segunda y punto para 5-1, pero a partir de ahí, el español reaccionó y solo le dejó hacer un juego más a su rival.

El transalpino está viviendo probablemente el mejor año de su carrera, instalado en el 'top 20' mundial gracias en buena medida a ganar en verano de forma consecutiva Stuttgart y Hamburgo y encadenarlo con la final en Umag, y lo demostró ante un Nadal que parecía casi imbatible en pista dura donde ya lleva 25 triunfos consecutivos. El número dos del mundo no pudo contener al italiano, que le desarboló completamente en el primer set a base de golpes ganadores.

La esperada reacción de campeón del US Open no apareció y la posibilidad de salir de Pekín con el número uno se difuminaba. Fognini rompió para ponerse 3-0 y llegó a tener dos bolas de 'break' en el cuarto juego y una más en el sexto. Con todo, dominaba 4-1 en el segundo parcial y tenía el partido en su mano, cuando el choque cambió el guión repentinamente hacia el lado contrario.

Nadal sacó con sufrimiento el sexto juego y desde ahí empezó a encontrar su mejor tenis, mientras que el italiano se iba 'apagando'. El balear logró el 'break' en un eterno séptimo juego y ya no tuvo freno para su rival, que de dominador pasó a dominado. El resultado fue que desde el mencionado 4-1, el español se llevó doce de los siguientes catorce juegos desde ese 4-1 para cerrar su billete para las semifinales del torneo, donde el premio es doble.