Nadal inicia sin problemas el camino hacia la séptima Copa de los Mosqueteros

Derrotó a Bolelli por 6-2, 6-2 y 6-1
El tenista español Rafa Nadal se clasificó este martes para la segunda ronda de Roland Garros, segundo 'grande' de la temporada, tras batir en tres mangas al italiano Simone Bolelli por 6-2, 6-2 y 6-1 en menos de dos horas.

El manacorí, que está buscando convertirse en el primer jugador en conquistar en siete ocasiones la Copa de los Mosqueteros, no tuvo que esforzarse demasiado y únicamente ofreció alguna duda en un tramo del segundo parcial cuando estuvo a punto de encajar tres juegos consecutivos.

De este modo, el balear fue de los tres grandes favoritos junto a Novak Djokovic y Roger Federer, el que menos juegos cedió en su estreno, y como es habitual, este primer partido le sirvió para ir cogiendo ritmo y adaptándose a las condiciones de la arcilla roja parisina.

El número dos del mundo encontró la inestimable 'ayuda' de un Bolelli que aguantó únicamente el tirón los primeros cinco juegos de su partido. El transalpino quiso arriesgar en exceso y su 'drive' igual fue demoledor que un caudal de errores, hasta casi la cuarentena de no forzados (38).

Esto en ocasiones contagió al español, que con el paso del partido, se fue sintiendo mejor en la Philippe Chartrier, y acabó finiquitando por la vía rápida su primer examen. El siguiente será el uzbeco Denis Istomin al que ha derrotado en sus dos anteriores enfrentamientos, en Queen's y en el US Open, ambos en 2010.

Nadal superó del mejor modo posible el siempre complicado estreno en un 'grande'. Hace un año, ante el 'gigante' John Isner estuvo dos mangas a uno abajo y tuvo que remontar, lo contrario que hoy donde sumó su victoria 46 en el torneo parisino, solo cuatro menos que las que posee Federer.

Sólo hubo partido en la Central hasta el quinto juego. Al siguiente, el hexacampeón logró el 'break' y puso la directa hacia la segunda ronda encadenando un total de ocho juegos para adjudicarse el primer set por 6-2 y situarse con un claro 4-0 en el segundo.

Ahí llegó el único momento de despiste del número dos del mundo, algo flojo con su servicio (tres dobles faltas). Nadal encajó una rotura y Bolelli hizo dos juegos y se puso con 15-40, situación que provocó la reacción del balear, que, tras salvar dos opciones más de 'break', evitó el 4-3 y volvió a encadenar cinco juegos consecutivos. El italiano, rendido, sólo pudo hacer un juego más y no opuso más resistencia al pase a la segunda ronda de su rival.