Nadal inicia la décima conquista de París imponiéndose sin problemas a Halys

Rafa Nadal

El tenista español Rafa Nadal inició sin problemas el asalto a la conquista de su décimo título en el torneo de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada y que se disputa hasta el 7 de junio, después de imponerse por al joven francés Quentin Halys en tres sets por 6-3, 6-3, 6-4.

El balear se estrenó en unos de sus escenarios favoritos sin mostrar demasiadas dudas, con un tenis que fue de menos a más, para firmar un debut sin sustos y positivo para su confianza de cara a llegar lo más lejos posible en una cita que ha dominado con mano de hierro, salvo su desliz en 2009.

El joven Halys, de 18 años y con buenos números en categoría junior, no pudo hacer más que intentar alargar lo máximo el partido, pero nunca fue una amenaza real, yendo siempre a remolque del exnúmero uno del mundo, pese al apoyo de la Philippe Chartrier y su duro 'drive', con el que quiso ser excesivamente agresivo.

Al final, antes de las dos horas, el jugador manacorí finiquitaba el primer partido en la capital francesa y espera ya un rival de más nivel para el segundo, que saldrá del ganador del Nicolás Almagro-Alexandr Dolgopolov.

Nadal estuvo sólido en la Central y sólo ofreció irregularidad en la primera manga, donde cometió más errores no forzados de los habituales, ocho, pero a partir de ahí, se asentó y ya no dio concesiones a su voluntarioso rival.

Pese a todo, el nueve veces ganador del torneo francés encarriló pronto el primer parcial. Dos roturas le dieron una ventaja de 4-1, antes de ceder su servicio por única vez en todo el encuentro, una emoción que no duró demasiado porque el español no ofreció más resquicios.

Halys también se quitó algo de los nervios por el escenario y el rival, y buscó ser más agresivo, una táctica que le llevó a cometer muchos errores no forzados, cerca de 50, demasiados para plantar cara realmente a un rival al alza que afianzó su servicio y su 'drive'.

Con todo, el francés estuvo cerca de lograr el primer 'break' del segundo parcial y aguantó hasta el sexto juego, momento en el que Nadal sí aprovechó su oportunidad para arrebatarle el saque y lograr una ventaja que ya no soltó.

El esfuerzo en su agresividad pasó entonces factura a Halys, que ya no conectó tantos buenos golpes y quedó más a merced del balear, que volvió a sacar partido de un 'break' en el quinto juego para cerrar sin contemplaciones el partido.

Noticias relacionadas