Nace un nueva entidad financiera: Caja de Ahorros Mi Colchón…

Francisco Santos, propietario de la empresa de productos de descanso DESS, comercializa dos factores que en tiempos de crisis dan como resultado la suma perfecta… porque las necesidades también se encuentran si se buscan. Salud y dinero son lo primero.

Las personas pasamos un tercio de nuestra vida en la cama y un millón de españoles guarda su dinero en el colchón. A priori, estas dos premisas no tienen mucha relación entre sí, pero si se analiza con profundidad el contexto económico global, la idea que sale de su fusión es tan genial y complicada como sencilla.

 

Y es que Francisco Santos, propietario de la empresa de artículos de descanso DESS, con sede en Santa Marta de Tormes, se ha convertido en el presidente de una nueva entidad financiera: Caja de Ahorros Mi Colchón. Sí, como lo oyen, el dinero en pleno siglo XXI y con la que está cayendo donde mejor está es, sin suda, debajo del colchón.

 

“La idea surgió de la calle porque se oían noticias sobre la insatisfacción de los españoles con los bancos, las preferentes… y se llegó a la conclusión de que un millón de ciudadanos guardaba su dinero en el colchón. A partir de ahí, y con la ayuda de mi hijo que trabaja en una empresa de comunicación, comenzamos a atar ideas hasta que desarrollamos esta iniciativa”.

 

Así lo define el protagonista, Francisco Santos, quien señala además que la idea parte de la “empresa de comunicación y nosotros solo la hemos ejecutado. Hemos dado respuesta a una necesidad y nosotros la hemos descubierto”.

 

Y por si hubiese alguna duda, el éxito de la iniciativa “supera todas las expectativas. Los medios de comunicación se han volcado con esta idea e incluso la biblia del periodismo económico, el Wall Street Journal se interesó por esta idea igual que  al Jazeera que vendrá a hacer un reportaje para todos los países de habla árabe. Pero también medios de Sudamérica y Europa, además de casi todos los españoles. A veces lo imposible ocurre…”, destaca impresionado Francisco Santos.

 

No obstante, muchos potenciales compradores lo primer que preguntan “es si esta idea es verdad porque a veces no se lo creen. La caja fuerte está situada en un punto muerto que no molesta en el colchón y tiene un sistema muy fácil como el de cualquier otra caja fuerte. Sin más”, señala Santos.

 

Invertir en salud y descanso no cuesta dinero y Francisco Santos anima a la gente a que duerma segura. “Yo vendo salud y no soy médico, porque un buen descanso redunda en salud”. Y si es con algún que otro euro debajo, mejor que mejor. Ya lo saben, pregunten por Caja de Ahorros Mi Colchón…