Nace en Salamanca un crowdfunding como 'mutua' para pagar las multas "injustas"

La Comisión Legal de Salamanca, con origen en el 15M, ha creado 'La Minga' con el propósito de financiar acciones de los movimientos sociales, y luchar contra la disuasión de la protesta con un fondo para sufragar las "multas injustas".

La Comisión Legal de Salamanca, con origen en el 15M, con los dineros recuperados de las sanciones impuestas a activistas del propio colectivo, ha puesto en marcha una proyecto de crowfunding denominado 'La Minga', vocablo de tradición precolombina (mink'a o minga en idioma quechua "trabajo colectivo hecho en favor de la comunidad"; minca del quechua minccacuni «solicitar ayuda prometiendo algo»; o mingaco) que significa "trabajo comunitario o colectivo voluntario con fines de utilidad social o de carácter recíproco"

 

Según indican en un comunicado, las sanciones administrativas a las protestas se han incrementado paralelamente a las manifestaciones ciudadanas, consiguiendo en muchos casos disuadir a la población de protestar.

 

Por tanto, el objetivo es la "cooperación comunitaria orientada a fines políticos a través de una plataforma online donde personas y colectivos sociales puedan presentar en la red sus campañas y acciones, posibilitando recaudar pequeñas cantidades con las que sufragar sus actividades", señala la organización.

 

La Minga cuenta además con 'La Caja', un fondo de solidaridad entre personas y colectivos locales, para adelantar las multas impuestas "por el ejercicio de la libertad de expresión, reunión, manifestación, así como la desobediencia civil y la resistencia a leyes injustas". 

 

De esta manera, La Caja servirá para sufragar las "sanciones económicas que imponen las autoridades, a través del Código Penal, la Ley de Seguridad Ciudadana, Ley de Extranjería o las Ordenanzas Municipales", a personas que luchen contra estas.

 

Toda persona o colectivo puede participar del fondo de solidaridad, a través de la inscripción de proyectos o campañas y reteniendo el 10 % de las aportaciones, destinándolas a La Caja. Así, se puede solicitar el rescate cuando se cumplan una serie de condiciones expuestas en la web y supervisadas por la propia Comisión Legal de Salamanca, promotora del proyecto.