Murillo debe jugar el 75 por ciento de los partidos y, si no, tocará pagar

OBLIGADO. La UDS debe alinearle en al menos tres cuartas partes de los encuentros en los que esté disponible para no tener que pagar una indemnización al Athletic, algo similar a lo sucedido con Acuña
D. G.

Anda el Salamanca metido en juicios con el Cádiz por una cláusula en el contrato de cesión de Acuña, hace un par de temporadas, por la cual el club unionista debía alinearlo al menos en 26 partidos. No fue así, porque los había mejores que él y porque estuvo lesionado durante muchas semanas, y ahora el club gaditano le pide a la UDS 115.000 euros en concepto de indemnización. Pues bien, esta temporada la UDS tiene otro cedido en condiciones similares. Se trata del central Ánder Murillo, a préstamo procedente del Athletic.

En el contrato de cesión del jugador está estipulado que debe ser alineado en al menos el setenta y cinco por ciento de los encuentros que juegue el Salamanca y para los que él esté disponible. Si no llega a esa cantidad, la UDS tendrá que pagar una penalización al Athletic. Además, cuantos menos encuentros juegue Murillo, siempre estando disponible, mayor será la cantidad que tendrá que abonar la UDS al club vasco a final de temporada.

Murillo ha jugado esta temporada dieciocho partidos de los veintidós disputados hasta el momento, es decir, el 81 por ciento de los encuentros. Se ha perdido por lesión cuatro partidos, ante Nástic, Real Sociedad, Huesca y Numancia, en los que la UDS obtuvo dos triunfos, un empate y una derrota. Mientras, el resto de centrales se han repartido los minutos a su lado: Goikoetxea ha jugado 965 minutos, Lombán, 1163 y Zamora, 629. Murillo está a una tarjeta de cumplir ciclo.