Murillo acusa al PP de hacer "lo más barato" en violencia de género: "Poner cara de circunstancias"

David Serrada y Soledad Murillo (Foto: Cynthia Duarte)

La candidata del PSOE al Congreso y exsecretaria general de políticas de igualdad de Zapatero lamenta que no se pidan responsabilidades cuando muere una mujer que había pedido una orden de alejamiento y critica al PP por haber ahorrado en violencia de género.

La que fuera secretaria general de políticas de igualdad con el gobierno de Zapatero, Soledad Murillo, ha criticado duramente los planteamientos y los recortes del PP en materia de violencia de género porque arrojan, en su opinión, los resultados dramáticos que están saliendo a la luz con los últimos casos. "En este país que alguien muera porque no tiene una orden de alejamiento no tiene ninguna consecuencia", ha lamentado sobre el hecho de que, en los últimos casos de violencia de género, muchas mujeres víctimas no contaban con esta ayuda porque se había desestimado.

 

Murillo, candidata del PSOE al Congreso, lamenta que ahora mismo "se convive con 70 asesinatos al año" e insiste en que no es posible que una mujer ponga una denuncia, acabe como víctima y "no haya responsables". "No se piden responsabilidades en un país en el que el 92% de los casos denunciados son sobreseimientos, los tribunales no hacen caso a las denuncias de las mujeres", ha clamado.

 

Para Murillo, algo falla en la cadena de protección cuando una mujer con orden de alejamiento acaba agradida o cuando muere una víctima que había denunciado varias veces. Y en su opinión "interesarse es gratis, no requiere presupuesto".

 

Con todo, cree que uno de los problemas es el planteamiento de los gobiernos del PP sobre la violencia de género. "Se hace lo más barato: salir a la calle, poner cara de circunstancias e iluminar la plaza de un color". Para Murillo hace falta "coordinación y presupuestos" y que se recupere el trabajo coordinado entre Policía, facultativos, fiscales, todas las administraciones... "para eso se crearon las unidades de violencia de género en las subdelegaciones del Gobierno".

 

Murillo cree que todo esto se ha desmontado por criterios económicos al decidir que había que ahorrar en esto, y ha insistido en que el presupuesto destinado a esta materia ha bajado un 26% en los últimos años. También ha lamentado que en Salamanca se haya eliminado el piso de emergencia que había para acoger a mujeres agredidas, "que cuesta un 15% de lo que vale una rotonda", o que se hayan hecho cambios en la Policía Local apartando a una subinspectora especializada de la responsabilidad de la unidad local sobre violencia de género, algo por lo que el jefe de policía está denunciado.

Noticias relacionadas