Muralismo de vanguardia en Juzbado bajo el nombre de 'Libro Abierto'

Mural de Juzbado

Un mural de más de 600 metros cuadrados que recoge la querencia paisajística que Juzbado lleva presente en su quehacer cultural desde hace varios años. La obra es fruto del artista salmantino Pablo S. Herrero y el madrileño Joaquín Vila.

El artista salmantino Pablo S. Herrero y el madrileño Joaquín Vila han trabajado durante un mes en el frontón del complejo deportivo de Los Berrocales de Juzbado para crear un mural de más de 600 m2 y que recoge la querencia paisajística que este pequeño municipio lleva presente en su quehacer cultural desde hace varios años.  La obra, que consolida la apuesta de Juzbado por su gran “Libro Abierto del Paisaje”, supone un cambio notable en el aspecto no solo del frontón, sino también del paisaje de la comarca, ya que es visible desde varios kilómetros de distancia.

 

 

El frontón de Juzbado está situado en el complejo deportivo de Los Berrocales, el lugar elegido por la corporación municipal para invitar a dos artistas de proyección internacional y con muchas obras repartidas por todo el mundo para crear una obra integrada en el paisaje y que es el resultado de varias asambleas con los vecinos.  La propuesta original de los jóvenes artistas se enriqueció gracias a la aportación de los vecinos durante los días previos al comienzo de los trabajos.  Así, ya con el mural terminado y pendiente de su inauguración oficial, el aspecto general de la obra recoge los elementos más simbólicos del municipio. 

 

 

Se trata además de la primera vez que ambos artistas se unen para crear un mural de gran formato titulado “Libro Abierto” y en el que han empleado un mes de trabajo pintando a más de 12 metros de altura para cubrir con más de 400 litros de pintura una superficie equivalente a un campo de fútbol.  Las paredes de esta inmensa estructura, que hasta entonces vestían del frontón de color gris, mitigan ahora su volumen en el paisaje tormesino gracias a los colores utilizados y a las formas que sendos artistas han elegido para expresar su estilo en clara consonancia con la voluntad vecinal.  El resultado final es un gran cuadro que nos habla de la herencia cultural, de la vida salvaje y de la sutil pero intensa trayectoria literaria del municipio.  En palabras del alcalde de Juzbado, Fernando Rubio, “el arte contemporáneo y de vanguardia deben encajar también en el mundo rural, como camino para reinventar y dotar de sentido a los escenarios  rurales para su desarrollo y promoción mediante la creación y la recreación artística”.

 

 

En unos días podremos además disfrutar del documental que se ha grabado simultáneamente a los trabajos de Pablo y Joaquín, del cineasta salmantino Álvaro Málaga y que, en esta ocasión se ha rodeado de un conjunto de fotógrafos y pilotos de drone.  El mural, que ha creado mucha expectación durante los últimos días debido a su buena visibilidad desde la carretera SA-300, ha sido posible gracias al patrocinio de ENUSA Industrias Avanzadas.

 

Noticias relacionadas