Munilla dice que Francisco es "débil" como "todos", pero Dios "le capacitará" para acometer su labor como Papa

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha afirmado que el nuevo Papa Francisco es "débil", como "todos" los pastores que son "de carne y hueso", pero Dios "le capacitará" para acometer la labor que le ha sido encomendada.
SAN SEBASTIÁN, 7 (EUROPA PRESS)



Munilla se ha referido en estos términos en la Misa de Acción de Gracias por el nuevo Papa celebrada este mediodía en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián.

En la Eucaristía el obispo donostiarra ha destacado que la Iglesia vive "un momento de gracia y fuerte" dentro de su vida, con motivo de la renuncia de Benedicto XVI, un "gesto de humildad", y la elección de Francisco como su sucesor. A su juicio, esto supone "una gran oportunidad para presentar ante el mundo el Evangelio de Jesucristo".

Munilla ha señalado que el pontificado del beato Juan Pablo II fue el de la "virtud teologal de la esperanza", el de Benedicto XVI el de la "virtud teologal de la Fe", y el de Francisco parece estar llamado a dar testigo de "la virtud teologal de la caridad". "Tres virtudes teologales que suman, se complementa y conjugan", ha añadido.

Además, ha señalado que los pastores de la Iglesia son "de carne y hueso", por ello no se les idolatra, ya que siguen siendo "débiles". En este sentido, ha afirmado que Francisco no es una persona que conjugue todas las cualidades, "no es perfecto, es débil", pero Dios "le capacitará" para acometer la labor que le ha sido encomendada.

Munilla ha destacado que Benedicto XVI y Francisco han dado "una lección de confianza en la misericordia", que es ese amor que "se moviliza y estremece ante la debilidad del prójimo", a la hora de reconocer su "debilidad".