Multado con 900 euros por realizar una fiesta en un ático de Salamanca y lanzar huevos y una silla por la ventana

El suceso tuvo lugar el pasado 3 de octubre del año 2014 en una vivienda del número 15 de la calle Granero de la capital salmantina.

Montar fiestas en un domicilio particular y superar los decibelios que alteren la tranquilidad de los vecinos tiene 'premio' en forma de sación económica. Pero, si encima a esto le añades lanzar huevos y una silla de plástico por la ventana, la multa se agranda aún más.

 

Estos dos sucesos tuvieron lugar el mismo día y a la misma hora el pasado 3 de octubre de 2014 en un ático del número 15 de la calle Granero, según contsa en la denuncia de la Policía Local, que ha desestimado las alegaciones del sancionado, J. F. R. y la ha impuesto una sanción de 900 euros (300 por la fiesta y 600 por lanzar objetos a la calle).

 

Así, en el primero de los casos, la sanciñon se debe a producir ruidos que "alteren la convivencia, en cuanto cualquier otra infracción u omisión que vulnere lo dispuesto en dicha Ordenanza y no esté tipificada expresamente como una infracción grave o muy grave, en par- ticular, realizar una fiesta de madrugada en una vivienda particular con la asistencia de varias personas, en cuanto falta de respeto al descanso de los vecinos y producción de ruidos que alteren la convivencia".

 

El segundo de los sucesos es aún más grave: "Arrojar huevos y una silla de plástico desde una vivienda a la vía pública, infracción entendida como realizar cualquier forma de rotura, vertido, desplazamiento o cualquier otra actividad o manipulación que degrade o me- noscabe de cualquier forma, cualquiera de los bienes comprendidos en el ámbito de aplicación de dicha Ordenanza, que sea contraria a su uso o destino habituales o implique su deterioro, siempre que no esté contemplada como infracción muy grave".