Multado con 600 euros por arrojar objetos de cristal desde la ventana de su casa

Calle poeta jes%c3%bas rasueros detail

La sanción supone el incumplimiento Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana. Los hechos tuvieron lugar el pasado 30 de junio en la calle Poeta Jesús Rasueros de Salamanca.

La ciudada de Salamanca sigue dejando sucesos para escribir un libro. El último de ellos tuvo lugar el pasado 30 de junio y se saldó con 600 euros de multa por incumplir una Ordenanza Municipal, o lo que es lo mismo, por arrojar objetos de cristal por la ventana... ¿por qué? Pues ésa es la pregunta.

 

Esto es lo que explica la denuncia oficial:

 

“Los Servicios Técnicos Municipales han elevado a esta Alcaldía los Informes emitidos por la Policía Local y el Técnico de Administración General del Servicio de Policía y Actividades Clasificadas, dejando constancia de la presunta comisión de una infracción de carácter grave contemplada en la Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana e imputable a C. S. F. consistente en arrojar objetos de cristal desde la ventana de una vivienda a la vía pública, infracción entendida como realizar cualquier forma de rotura, vertido, desplazamiento o cualquier otra actividad o manipulación que degrade o menoscabe de cualquier forma, cualquiera de los bienes comprendidos en el ámbito de aplicación de dicha Ordenanza, que sea contraria a su uso o destino habituales o implique su deterioro, siempre que no esté contemplada como infracción muy grave, circunstancia acaecida y puesta de manifiesto por la Policía Local el día 30 de junio de 2016, a las 04.30 horas, en Calle Poeta Jesús Rasueros, número 21, de esta ciudad, infracción que podría ser sancionada con multa de hasta 1.500 euros según contemplan los artículos 2, 22.2.a y 23.1.b de la referida Ordenanza Municipal".

 

Finalmente, la multa se quedó en 600 euros.

Comentarios

Gentuza y cobardes 27/08/2016 18:50 #1
Me alegro de que la policía los pillara. Estos chicos llevaban todo el año tirando la basura desde el ático sin mirar lo que había abajo, una de las veces un saco de tierra de abono, seguramente de las maría que plantaran. No es lo único que han cometido estos sinverguenzas... En los pocos meses que han estado: han robado a varios vecinos, causado destrozos en zonas comunes: como rayar todo el ascensor por dentro, agujerear las paredes, quemar paredes, escupir y orinar en el ascensor y rayar el coche a otro vecino. Y a lo que se dedican es a pasar y consumir droga. Esperemos que no vuelvan y lo que se debería de hacer es publicar sus nombres o meterles un buen puro, que encima se rien de todos, porque allá por donde vayan seguirán haciendo lo mismo. Niñatos malcriados, cobardes y parásitos sociales. Al final 600€ hasta les sale rentable y veremos si lo pagan... que esa es otra. Ley más dura con esta gente, que a mí por mucho menos y por trabajar, las multas son peores.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: