Mujeres fuertes y luchadoras inspiran “Boadicea”, la nueva exposición de Juan Medina

Una de las imágenes seleccionadas por Juan Medina para su exposición Boadicea
El artista lepero, afincado en Salamanca, recoje 11 fotografías con la mujer como foco en El Café Corrillo. La muestra puede visitarse hasta el próximo 30 de enero.
El Café Corrillo de Salamanca, un local tradicionalmente ligado a la cultura y la buena música  adorna sus paredes desde el pasado viernes con la exposición fotográfica “Boadicea” de Juan Medina.

Juan Medina, es un periodista lepeño afincado en Salamanca desde hace diez años, que combina su afición por la fotografía con la elaboración de su tesis doctoral. Su andadura en el mundo de la fotografía comenzó hace nueve años.En sus inicios realizaba fotografía periodística, pero ahora ha decidido dejar de lado la fotografía ligada a eventos informativos y centrarse en la artística.


A pesar de que “Boadicea” es ya su tercera  exposición, su futuro, dice, no se encamina de momento a dedicarse profesionalmente a este mundo, sino a seguir investigando en la fotografía digital y haciendo lo que le gusta "sin ningún tipo de atadura". 
Su reto es dominar la edición digital y continuar aprendiendo, pero no establecerse profesionalmente en este ámbito.

Y es que “es muy complicado vivir de la fotografía artística, no tanto de la fotografía publicitaria o de la fotografía de bodas o similar. Hay muchos fotógrafos que viven de eso y que lo hacen estupendamente, pero no es lo que me interesa, y aunque con internet la difusión es mayor, la fotografía artística sigue siendo un mundo muy complicado”.
 

Por el momento los salmantinos pueden disfrutar de su obra  “Boadicea” hasta el treinta de enero. Las once fotografías que componen la muestra, son piezas de estudio, fruto de la experimentación. La exposición combina el retrato con los bodegones y todas las fotografías que tienen sujeto están protagonizadas por mujeres, "mujeres fuertes, y luchadoras".
Como lo fue Boadicea, la guerrera de leyenda que da nombre a la exposición: “Me gusta mucho el personaje. Es una mujer guerrera y además reina, el otro ejemplo clásico es Cleopatra, pero Cleopatra es más el erotismo y yo no quería que esto fuese una cosa erótica. He intentando mostrar la feminidad, la magia, la lucha, quitándole en todo lo posible el punto erótico que normalmente se asocia al cuerpo de la mujer.”