Mueren tres personas en el naufragio del crucero 'Costa Concordia' en Italia

La FiscalĂ­a ha ordenado poner bajo custodia policial a Frnacesco Schettino, comandante del crucero siniestrado

Las autoridades italianas han confirmado la muerte de al menos tres personas en el naufragio del crucero de lujo 'Costa Concordia' que encallĂł con al menos 4.200 personas a bordo en uno de los espigones construidos en la costa de la isla de Giglio, frente a la regiĂłn italiana de Toscana.

Sin embargo, fuentes del Puerto de Livorno aseguran que pasarĂĄn horas antes de que se tenga conocimiento del nĂşmero exacto de tripulaciĂłn y pasajeros que se encontraban a bordo del crucero, segĂşn informĂł el director de relaciones exteriores del puerto, Enrico Del Santos, al diario local 'Il Tirreno'.

"Las 4.200 personas de las que tenemos constancia se encuentran diseminadas entre Giglio, Porto Santo Stefano y otras localidades", explicĂł. Se tratarĂ­a por el momento de 3.200 pasajeros y 1.000 miembros de la tripulaciĂłn.

Los cuerpos de los tres fallecidos, cuyos nombres no se han divulgado, se encuentran en el instituto forense de Orbetello, y las primeras investigaciones han determinado su muerte por ahogamiento.

Detenido el comandante del crucero 'Costa Concordia'
AdemĂĄs, la FiscalĂ­a de la ciudad de Grosseto ha ordenado poner bajo custodia policial a Frnacesco Schettino, comandante del crucero 'Costa Concordia', siniestrado en la madrugada de al encallar en la isla de Giglio, en la Toscana italiana.

El propio Schettino ha afirmado en declaraciones a la cadena Tgcom 24 que la roca contra la que impactĂł el buque "no estaba seĂąalada en las cartas" de navegaciĂłn. La roca rasgĂł el casco del buque, que pronto empezĂł a escorarse para terminar parcialmente sumergido.

El crucero chocĂł contra la roca cuando se encontraba a 300 metros de la costa, ha asegurado un portavoz de la propietaria del barco, Costa Crociere, Gianni Onorato. "En el momento de la colisiĂłn con una roca, el comandante de la 'Costa Concordia' estaba en el puente", ha seĂąalado Onorato, que ha insistido en que la roca no estaba en las cartas de navegaciĂłn.

En un primer momento la tripulaciĂłn informĂł de que habĂ­a una vĂ­a de agua a las autoridades del puerto de Giglio, pero tras constatar que la situaciĂłn no podrĂ­a ser controlada, Schettino ordenĂł cambiar de rumbo, dirigirse hacia la propia isla y encallar. Esta decisiĂłn habrĂ­a evitado el rĂĄpido hundimiento del barco y que se hayan producido mĂĄs vĂ­ctimas.

El Ministerio de Infraestructura y Transporte "en estrecha conexiĂłn con la comandancia general del puerto" ha puesto en marcha una investigaciĂłn para determinar las causas del accidente y las responsabilidades que se deriven.