Muere una trabajadora de la T4 de Barajas arrollada por unos ladrones

Presentaba parada cardiorrespiratoria, un golpe en la cara y fracturas costales

La mujer de 40 años hallada muerta esta mañana en la Bolsa de Taxis de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas ha sido arrollada por unos ladrones que le han robado su vehículo, un Porsche Cayenne, según han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Según las primeras investigaciones, la mujer, Raquel M.C., de 40 años, que es trabajadora de tierra del aeropuerto, conducía su coche alrededor de las 7 horas a la altura de la rotonda que está situada antes de la entrada a la T4 y donde se suelen colocar todos los taxis.

Un vehículo Seat Toledo con tres o cuatro personas en su interior le ha golpeado intencionadamente por detrás, y cuando la mujer se ha parado en el arcén para ver los daños del accidente, varias personas que iban en el otro vehículo han aprovechado para robarle el coche y arrollarla. Han huido aceleradamente con los dos vehículos.

Cuando han llegado los sanitarios del Samur-Protección Civil, la han encontrado tendida en mitad de la calzada a la mujer, que presentaba parada cardiorrespiratoria, un golpe en la cara y varias fracturas costales. Los facultativos han practicado maniobras de reanimación, aunque sin éxito.

El equipo de psicólogos del Samur también han tenido que atender en el lugar a familiares y compañeros de la víctima, entre ellos, el marido, que se encuentran muy afectados por lo ocurrido.

El Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. Los agentes ya han hablado con testigos de lo ocurrido, muchos de ellos taxistas, para conseguir pistas que identifiquen a los autores de los hechos, aunque la mayoría de ellos apuntan que fueron dos las personas que iban encapuchados las que salieron para robar el vehículo.

La Policía también vigilará las cámaras del aeropuerto para recabar las imágenes de lo sucedido. Hasta el lugar de los hechos ha acudido el juez, que ha ordenado el levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense poco antes de las 10.30 horas. Los forenses tendrán que determinar si la mujer ha muerto por el arrollamiento o por posibles golpes previos.