Muere una joven de 21 años después de sufrir un atropello por parte de un conductor ebrio

La zona del paseo de San Vicente donde se produjo el fatal atropello

Noche trágica en Salamanca. Una joven de 21de  años ha muerto esta madrugada después de sufrir un atropello a la altura del número 26 del paseo de San Vicente. Aunque en un principio se la trasladó con vida al hospital, horas después falleció. Al volante de un monovolumen, el conductor intentó fugarse y fue detenido en la Glorieta de la Charrería. 

La Nochevieja Universitaria se recordarda de manera trágica este año después de confirmarse la muerte de una joven de 21 años, A.P.L.B., que falleció durante la madrugada después de ser atropellada por un coche en el paseo San Vicente a las cuatro menos diez. La joven, que cuando llegaron los efectivos policiales y sanitarios tenía un fuerte golpe en la cabeza y sangraba por un oído, fue trasladada aun con vida al hospital Virgen de la Vega en una UVi móvil pero los facultativos no pudieron hacer nada por salvarla debido a la gravedad de las heridas que sufría y unas horas después certificaron su fallecimiento.

 

Varios testigos informaron a la Policía de que el vehículo era un monovolumen que se dio a la fuga. Los agentes policiales localizaron un vehículo de esas características circulando por el Puente Rodríguez Fabrés y lo interceptaron en la Glorieta de la Charrería comprobando que tenía un golpe en el caó, la luna fracturada y restos de cabello humano pegados en la luna por lo que identificaron al conductor y procedieron a su detención. 

 

Tras personarse la Policía Local se le practicó la prueba de la alcoholemia y el conductor del coche dio positivo. El pasado martes este hombre, que ahora ha pasado a disposición judicial, ya fue detenido después de agredir a una chica. 

 

La Policía Local fue la que inició la instrucción y abrió atestado por delito contra la seguridad de tráfico pero en vista de lo sucedido también interviene la Policía Nacional, con la apertura de un atestado por homicidio con imprudencia.

 

La joven fallecida es de origen ecuatoriano y se encontraba en Salamanca cursando 3º de Filología Inglesa. Sus padres residen en Soria, tal y como confirmó el alcalde de Salamanca durante la mañana. Alfonso Fernández Mañueco quiso desvincular el accidente de la Nochevieja Universitaria. Además señaló que hace pocos días ya hubo otra muerte en esa zona.