Muere un motorista de 63 años al chocar con un camión

Masueco. La víctima, que residía en La Zarza de la Pumareda, pereció en el acto.
Miguel Corral
Un hombre de 63 años de edad y de iniciales J. L. M. G. falleció ayer en un accidente de tráfico que se producía a las 18.30 horas en el punto kilométrico 22,7 de la carretera CL-314, vía que une las localidades de Vitigudino y Masueco de la Ribera, concretamente entre los términos municipales de La Peña y Fuentes de Masueco.

La víctima conducía una motocicleta marca Yamaha de media cilindrada con matrícula 4090DFN, y viajaba con dirección hacia Vitigudino cuando invadió el carril contrario en un tramo de curva y fue a chocar frontalmente contra un camión de reparto, con matrícula SA-7869-O, que en ese momento viajaba con dirección hacia Masueco. Como consecuencia del brutal impacto, J. L. M. G. pereció en el acto, certificando el fallecimiento los equipos de emergencia del Centro de Salud de Aldeadávila de la Ribera.

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron agentes de la unidad de Atestados y del Cuartel de la Guardia Civil de Aldeádavila, que mantuvieron la carretera cortada hasta las 20.30 horas, momento en el que el equipo judicial procedió al levantamiento del cadáver. Según el conductor del camión, D. S. M. de 27 años y vecino de Vitigudino, “no pude hacer nada, se metió encima sin apenas darme cuenta”.

El fallecido residía actualmente en la localidad de La Zarza de Pumareda después de pasar parte de su vida en Inglaterra, era soltero y carecía de familiares residentes en la provincia.

Es la vigésimo séptima víctima mortal en las carreteras salmantinas en lo que va de año y el cuarto motorista que se deja la vida en el asfalto de la provincia en 2010. La última víctima que viajaba a dos ruedas fue A. P. P., que murió en mayo tras caerse del ciclomotor entre Cordovilla y Ventosa.