Muere un joven ruso al rodar por la nieve en una bola de plástico

Una divertida tarde de juegos practicando el descenso en bola de plástico por la nieve acabó en tragedia.

Un joven ruso falleció y otro resultó herido el pasado 6 de enero en una estación de esquí en la que ambos jóvenes practicaban una divertida modalidad de descenso consistente en introducirse en una bola de plástico de 3,5 metros de diámetro y dejarse caer rodando por una de las pistas.

Desgraciadamente, en esta ocasión, la bola se salió de la pista y acabó rebotando por piedras y barrancos con el fatal desenlace.

Según informó el periódico ruso 'Komsomolskaya Pravda', el hecho sucedió en la montaña Musa Achitara -un lugar turístico del Cáucaso muy popular entre los amantes de la nieve- para ir a esquiar.

Una ocurrencia acaba en tragedia con una gran bola de plástico como protagonista