Muere un joven de Aldehuela de la Bóveda en accidente de ‘quad’

Consternación en el Campo Charro. Mario Martín de Arriba, un joven de 31 años natural de Aldehuela de la Bóveda, falleció el sábado como consecuencia de un accidente de ‘quad’ ocurrido en el kilómetro 1,5 del camino agrícola que une Aldehuela de la Bóveda y San Muñoz.
Angélica Corral

El accidente se produjo en torno a las ocho de la tarde cuando el joven se disponía a ir “a dar una vuelta para ver unas vacas de su propiedad”, según confirmaron a este diario allegados a la víctima. Mario ‘el de Aldehuela’, así era conocido en los contornos, cogió su coche, se dirigió a la finca El Monte, y allí montó en su cuatriciclo, un Suzuki LTZ 400 con el que se salió de la vía por el margen derecho del camino, volcó y se precipitó a una hondonada, al cauce de un regato.

Horas después de que el joven saliera de casa y al ver que no regresaba, su familia comenzó a inquietarse debido a la tardanza ya que había salido “sin arreglarse” y no era previsible que se hubiera marchado a otro lugar sin pasar antes por su domicilio. Comenzó entonces su búsqueda y fueron sus padres, un amigo y el progenitor de éste los que encontraron su cuerpo en torno a las 00.40 horas de la madrugada, según fuentes del Servicio de Emergencias Castilla y León 112 y de la Guardia Civil de Salamanca. Un equipo médico de Atención Primaria del centro de salud de Matilla de los Caños intentó atender a la víctima pero sólo pudo confirmar su fallecimiento. La solicitud de una UVI móvil se anuló minutos después de encontrar al accidentado, tras confirmar su muerte el equipo médico.

El cuerpo del joven, que permanece en el tanatorio Virgen de la Vega de La Fuente de San Esteban, donde llegó a las 15.30 horas de ayer tras realizarse la autopsia, será enterrado hoy en el cementerio de Aldehuela. El funeral se celebrará a las 12.00 horas en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de la localidad.


Era "entrañable ,buena gente y cariñoso", dicen sus amigos

Mario no necesitaba apellido de presentación, era Mario Aldehuela, muy popular y conocido en el Campo Charro, con don de gentes, dicharachero "cariñoso y entrañable" dicen sus amigos, que ayer recibieron un "golpe muy fuerte".

Aunque exteriormente diera la imagen de "guaperas", recuerdan, "era muy buena gente", dice Juanra Gallego, amigo y alcalde de Carrascal del Obispo.
"Es otro palo para Aldehuela" tras la muerte en accidente de Juan Luis Rivas. Mario era el único hijo de un matrimonio con raíces en Aldehuela, San Muñoz y La Sagrada, pueblos que ayer vivieron una jornada de dolor. Nadie se explicaba el suceso ya que "iba muy trabquilo con el quad" y tenía mucha experiencia al volante, tanto en coches cómo en motos.