Muere un joven de 18 años en una piscina en La Parra, pedanía de Arenas de San Pedro

Un joven de 18 años, que responde a las inciales S.L.J., moría en la piscina de la urbanización Los Labraos, donde reside su madre, en la pedanía La Parra, de Arenas de San Pedro.  Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte, que serán confirmadas por la Policía Judicial que se trasladó hasta el lugar de los hechos

El joven S.L.J., de 18 años de edad, moría ayer en la piscina de la urbanización Los Labraos, de la Parra, pedanía de Arenas de San Pedro en Ávila, lugar donde residía la madre, y al que acababa de llegar ese mismo día tras pasar unos días de vacaciones con su padre y su hermana de 8 años.

 

Los hechos se produjeron aproximadamente a las 20.00 horas, y eran las 21.00 horas cuando recibió aviso la Guardia Civil de Arenas de San Pedro. Hasta el lugar del suceso se traslado la Policía Local, Guardia Civil y una UVI móvil.

 

Aún se desconocen las causas de la muerte, que serán certificadas por la Policía Judicial que también se trasladó hasta la urbanización, donde el juez ordenó el levantamiento del cadaver y su posterior traslado al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia.

 

Se da la circunstancia de que el fallecido sufría autismo. Los amigos del fallecido afirman que se trataba de un excelente nadador que con frecuencia utilizaba la piscina "y se tiraba de cabeza mejor que todos nosotros", añadían. Asimismo, consideran que el fallecido pudiera haber sufrido un ataque epiléptico y caer insconsciente a la piscina, pero aún esto no se puede confirmar hasta que no se hayan certificado las causas de la muerte.

 

El mantenimiento de la piscina de verano comunitaria de la urbanización corresponde a los propios vecinos, organizados para tal efecto en una comisión que es presidida por la madre del fallecido. Según ha podido saber Tribuna Ávila, la piscina no disponía de socorrista y prohibía su uso a partir de las 20.00 horas.

 

La noticia ha consternado a los vecinos y al resto de la localidad que acababa de dar por finalizadas sus fiestas de verano.