Mucho más que tres puntos en juego ante el Villarreal

 
En el encuentro que esta tarde enfrenta al Villarreal B con la UDShay mucho más que tres puntos en juego. Los unionistas llegan a la última jornada de Liga con el riesgo, real como la vida misma, de caer al pozo de la Segunda B y el mejor antídoto para evitar el desastre es la victoria. Especular con el empate sería como jugarse la vida a la ruleta rusa. La expedición salmantina es consciente de ello y por eso saldrá a ganar desde el primer minuto con el fin de evitar sorpresas de última hora. En el momento definitivo, no hay lugar para las dudas ni las justificaciones. Los últimos partidos de la Unión invitan al optimismo y, además, el equipo no estará solo en tierras castellonenses, donde será arropado por centenares de seguidores. Enfrente tendrá a un conjunto que ha realizado una excelente temporada y que constituye el mejor ejemplo de la buena salud de que goza la cantera del submarino amarillo. Sin embargo, en partidos como éste la UDS debe hacer valer su experiencia para salvar los muebles. No es hora de reproches, pero lo mínimo que se les debe exigir a los jugadores es que salven la categoría, y más cuando en algunos momentos se llegó incluso a soñar con el ascenso. El futuro institucional y patrimonial del club no está claro y el descenso a Segunda B podría suponer la estocada definitiva a un proyecto que representa a Salamanca, a toda Salamanca en el mundillo del fútbol. Es hora, pues, de templar los nervios y olvidarse de este mal sueño para preparar, a partir del lunes, una plantilla de garantías.