Mourinho: “Gracias a Dios me falta modestia. No ayuda en nada”

ENEMIGO NÚMERO 1. Entiende que el Camp Nou no le quiera pero no evita elogios al Barça
EFE

E l entrenador del Real Madrid, José Mourinho, asegura estar agradecido a Dios por no tener modestia porque es “una cualidad que no ayuda en nada”. En una entrevista publicada por la revista France Football, y realizada la semana pasada, el portugués desglosa su filosofía de vida y de trabajo. “Vivo y trabajo en un mundo en el que no puedes decir lo que piensas, nunca puedes decir la verdad. No ser hipócrita, no ser diplomático, no ser pelota. Ese es mi mayor defecto. Lo peor es que si te comparas con gente que lo es, tu pierdes siempre en la comparación”, precisa.

Dice el luso que “ganar una vez un campeonato, lo puede conseguir cualquiera” porque “el fútbol es un juego que permite que eso se produzca. Pero ganar, ganar y volver a ganar, no es para todos los entrenadores”. Por eso a Mourinho, que dice ser “perfectamente consciente de sus capacidades”, sólo le gusta rodearse de gente que comparta su forma de entender el fútbol. En la entrevista el entrenador del Real Madrid no hace ningún comentario sobre el clásico, pero sí que recuerda los partidos contra los azulgrana que disputó el año pasado, como técnico del Ínter.

Sí habla de ese partido en la web de la FIFA y sabe que le espera una reacción hostil pero no duda en elogiar la categoría y el proyecto del equipo azulgrana liderado por su entrenador, Pep Guardiola , para el que sólo tiene admiración.
“El Camp Nou no me perdonará nunca que les haya quitado la posibilidad de ganar una Champions en el Santiago Bernabéu. Soy persona no grata para el barcelonismo. La recepción será negativa”, augura.

Pero, sus elogios al rival son categóricos, considerando que cuenta con una “filosofía de grupo que viene de años”, “jugadores que llevan toda la vida juntos” y que permiten a Pep tener “un equipo definido y un proyecto firme”.

Y en esa comparativa, el Real Madrid de la actualidad pierde: “Su filosofía viene de años que sigue progresando desde Cruyff, pasando por Van Gaal y Rijkaard y que ahora Guardiola incluso ha mejorado. El juego del Real Madrid, por contra, está por definir. Ha pasado de Capello a Pellegrini, por Schuster o Juande Ramos. Eso no puede ser. Un club como el Real necesita una organización estructurada del club con un esquema de juego fijo, con una filosofía propia. En eso estamos trabajando desde mi llegada”, sentencia.

De los jugadores azulgrana, destaca que nunca ha estado “en guerra con Xavi” y que “mantienen una excelente relación”. “En los partidos a veces se dicen cosas en caliente que, luego, en frío pasan. Xavi sigue siendo para mí un crack, un grandísimo jugador”. El portugués quiere tomarse el partido como “uno más”, como hace siempre: “Si ganamos el lunes, al día siguiente será martes y, si perdemos el lunes, también será martes”.