Morenés desvela que el artefacto que mató al sargento tenía el equivalente a 35 kilos de dinamita

Pedro Morenés
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha desvelado este miércoles en el Congreso de los Diputados que el artefacto explosivo que mató al sargento David Fernández Ureña el pasado 11 de enero en Afganistán tenía una carga "equivalente a unos 35 kilos de explosivo" y había sido manipulado, de manera que estaba equipado con "un segundo circuito de activación".
MADRID, 30 (EUROPA PRESS)



Así lo ha explicado Morenés ante la Comisión de Defensa de la Cámara Baja, donde ha comparecido para informar a los diputados sobre las circunstancias del fallecimiento del sargento, la primera baja de las Fuerzas Armadas desde noviembre de 2011 y la número cien.

"Permítanme mantener el deseo de que sea la última", ha dicho el ministro, que ha alertado del riesgo de esta misión, especialmente ahora que los militares inician el repliegue, "la operación logística más grande y compleja que nunca han emprendido las Fuerzas Armadas.

"ESTAMOS EN ZONA DE GUERRA"

Morenés ha insistido que, en Afganistán, España está "en zona de guerra" y "en las guerras, se producen bajas", por lo que hay que "tener siempre en mente que lo peor puede suceder", pero también ha hecho hincapié en "la profesionalidad" de los militares y "la calidad y seguridad de su trabajo".

Prueba de hecho, ha dicho, es que los equipos españoles de desactivación de explosivos han realizado 1.400 misiones desde 2002 y esta fue "la primera ocasión en la que se produce la muerte de un artificiero en el curso de una desactivación".

Morenés ha explicado que sólo en 2012 el contingente español sufrió "cinco ataques con este tipo de artefactos sin que se produjesen bajas, gracias a la protección que proporcionan los vehículos blindados RG-31 y Lince". Desde que comenzó la misión, ha dicho, han muerto 11 militares españoles y un intérprete por este tipo de minas, es decir, el 78% de las bajas en combate que han sufrido las fuerzas españolas.

El ministro ha ofrecido detalles de la operación en la que estaban involucradas las tropas españoles cuando estalló el artefacto explosivo y ha destacado además que el sargento Fernández Ureña era "un soldado entregado, de grandes virtudes, un profesional muy preparado, una persona ejemplar para sus compañeros y para todos".