Moody's eleva la nota de Ceiss por su mejora en liquidez y su salida del 'ladrillo'

Edificio Botines, Sede De Caja España-Caja Duero En León.

La agencia de calificación Moody's ha elevado el rating de Banco Ceiss de 'B3' a 'B2', conservando aún el grado de especulación, más conocido como 'bono basura', mientras que ha mantenido el rating de Unicaja en 'Ba3'.

En el caso de Ceiss, Moody's destaca que ha elevado la calificación de la entidad debido a que el perfil de su crédito ha mejorado después del proceso de reestructuración que llevó a cabo en 2013. En este sentido, resalta la mejora que se ha producido en términos de calidad de activos, tras el traspaso que se hizo a la Sareb en febrero del año pasado.

 

Por otra parte, indica que la exposición al sector inmobiliario se redujo de 24% al 8% de la cartera total de préstamos, lo que rebaja el riesgo de un mayor deterioro potencial de la calidad de los activos. A marzo de 2014, la calidad de los activos indicadores del Banco Ceiss se pueden comparar de manera favorable con la media del sistema, así como con otras instituciones que también han sido objeto de reestructuración.

 

Moody's insiste en que la contracción de la cartera de crédito, en línea con las tendencias de desapalancamiento del sistema, también están mejorando el perfil de liquidez del banco que, desde finales de marzo de 2014, está mostrando una relación préstamo a depósito por debajo de 100%. No obstante, la agencia hace hincapié en que la rentabilidad del banco "sigue siendo muy débil", y recuerda que la entidad sufrió pérdidas netas en 2013 y en el primer trimestre de 2014. "Esta rentabilidad débil es un factor importante que restringe la calificación", añade.

 

 

Pese a ello, confía en que Ceiss luche por mejorar sus resultados de forma recurrente en gran medida, aprovechando el entorno de tipos de interés bajos y los suaves niveles de negociosFinalmente, la agencia adelanta que mejorará la calificación de Ceiss en el caso de que mejore su rentabilidad y reduzca el saldo de activos problemáticos, algo a lo que podría contribuir su fusión con Unicaja.

 

Por otra parte, la agencia justifica el mantenimiento del rating de Unicaja en la capacidad de absorción de los riesgos que ha tenido la entidad tras la integración de Ceiss, "con un débil perfil de crédito".