Moody's baja la perspectiva de Vodafone tras comprar Ono y estudia elevar el rating de la firma española

Vodafone confirma la compra de Ono
Moody's ha bajado la perspectiva de Vodafone a 'negativa' al tiempo que estudia elevar el rating de Ono, tras anunciar la multinacional británica la compra de la firma de cable por 7.200 millones de euros, incluyendo la deuda del grupo español.


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)



En concreto, Moody's ha cambiado de 'estable' a 'negativa' la perspectiva de Vodafone, que actualmente tiene una calificación de 'A3' (calidad buena), tras la compra de la compañía española pendiente de la aprobación por parte de las autoridades regulatorias.

Vodafone va a financiar este acuerdo principalmente con recursos en efectivo existentes y con líneas de crédito bancario, lo que provoca un deterioro en sus indicadores crediticios, ha señalado Moody's.

La agencia de calificación ha explicado que la decisión de cambiar la perspectiva refleja el deterioro esperado en los indicadores crediticios de Vodafone después de esta adquisición. Así, una rebaja de la calificación en los próximos 12 meses es probable si la empresa no fortalece su perfil financiero.

Para el analista de Moody's Iván Palacios con esta transacción Vodafone ha agotado la flexibilidad financiera que supone la calificación de 'A3' y que había generado tras la venta de su participación accionarial del 45% en el operador estadounidense Verizon Wireless.

Además, para la agencia, una adquisición de este tamaño significa un despliegue de fondos por parte de Vodafone en un país en el que la recuperación en el sector de las telecomunicaciones está "lejos de ser seguro". Además, la compra de Ono no resuelve completamente los problemas de Vodafone en España, donde su desempeño operativo ha sido muy débil en los últimos años debido a la recesión macroeconómica, el entorno altamente competitivo y la regulación.

En cuanto a Ono, actualmente con una calificación de 'B2' (calidad pobre), la agencia ha indicado que la operación sería positiva para su crédito, ya que podría refinanciar su deuda con un interés más favorable al pertenecer a una empresa mayor.

Además, Ono, que actualmente mantiene un contrato de Operador Móvil Virtual con Telefónica, podría migrar sus cliente de móvil a la red de la filial española del grupo británico, lo que permitiría sinergias en costes.