Montserrat, su hija Triana y Raquel Gago, culpables de asesinar a Isabel Carrasco

El jurado de León ha declarado a madre e hija culpables de una forma unánime, mientras que la decisión sobre la policía se ha adoptado por una mayoría.

 

NO PUDO DEFENDERSE

  

En su veredicto, el jurado ha precisado que Isabel Carrasco no tuvo ninguna opción de defenderse porque los disparos que le causaron la muerte fueron efectuados por la espalda y de forma sorpresiva. También ha considerado que Montserrat utilizó prendas, como un foulard, una parca y gafas de sol, para ocultarse en el momento de cometer el crimen y no ser reconocida.

  

A este respecto, el jurado no ha considerado probado que Montserrat padeciera un trastorno de ideas delirantes en el momento de matar a la política leonesa.

  

En cuanto al delito de atentado, el jurado ha significado que todas las acusadas son culpables de causar la muerte de la expresidenta de la Diputación de León "precisamente en razón a decisiones que la víctima había tomado en el ejercicio de dicho cargo".

  

En el caso de Triana, el jurado ha considerado que "contribuyó a la muerte de Isabel Carrasco por haber hecho una aportación esencial que resultaba además imprescindible para conseguir tal objetivo".

  

También ha considerado probado que realizó seguimientos a la víctima previos al crimen y que "conjuntamente con su madre elaboró un plan urdido con la intención de causar la muerte a Isabel Carrasco, que comprendía un reparto de papeles entre ambas acusadas". Además, Triana, según el jurado, recibió de su madre el bolso que contenía el arma homicida en su interior.

   

Raquel Gago, según el jurado, no participó en los seguimientos previos a la política leonesa, pero sí "en cumplimiento de dicho plan previo y conjunto" con las otras dos acusadas se situó en la calle Lucas de Tuy "en actitud de espera" a que llegara Triana Martínez y accionó el mando de apertura para que ésta introdujera el arma en su coche.

  

En cuanto a la entrega del arma por parte de la policía local, el jurado ha considerado probado que Raquel entregó el arma 30 horas después del crimen "para alejar de sí" toda sospecha de su implicación en el crimen.

El jurado conformado en el juicio por el crimen de la expresidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco ha considerado culpables a Montserrat González, a su hija Triana Martínez y a la policía local Raquel Gago de delitos de asesinato, atentado y tenencia ilícita de armas.

  

El jurado ha dado lectura de su veredicto en torno a las 13.50 de la mañana de este 20 de febrero tras tres días de deliberaciones en el que ha tenido que responder a un cuestionario de 84 preguntas sobre las circunstancias en las que se produjo en crimen y la implicación de cada una de las tres acusadas en los hechos que se juzgan.

  

Así, Montserrat y Triana han sido consideradas culpables por unanimidad, mientras que en el caso de Raquel Gago los miembros del jurado han tomado la decisión de su culpabilidad por mayoría, siete sobre nueve.

  

En cuanto al indulto, el jurado se ha mostrado no favorable en el caso de Montserrat, sin embargo para Triana cuatro miembros se han posicionado a favor de que se aplique de forma parcial y cinco en contra, mientras que en el caso de Raquel Gago, cinco miembros están a favor y cuatro en contra de un indulto parcial.

  

También han considerado que no cabe suspensión de la pena en el caso de Montserrat, mientras que para Triana uno de sus miembros se ha mostrado a favor y ocho en contra. En el caso de Raquel, ha obtenido cuatro votos a favor y cinco en contra de este supuesto.

 

PENAS

  

A tenor de este veredicto, la Fiscalía ha solicitado para Montserrat González y para su hija 19 años de prisión por un delito de asesinato en concurso con atentado, más tres años más de prisión por tenencia ilícita de armas. Además, ha pedido para ellas la prohibición de aproximación tanto a la hija como a la pareja de la víctima durante 25 años.

  

En el caso de Raquel Gago, Fiscalía ha solicitado 12 años de prisión por un delito de asesinato en concurso con atentado más otros tres años de privación de libertad por un delito de tenencia ilícita de armas. Además, la prohibición de aproximación tanto a la hija como a la pareja de la víctima durante 20 años.

  

Asimismo, también ha mantenido la petición de 75.000 para la hija de Isabel Carrasco y otros 75.000 para su pareja. Ambas cantidades a aportar de forma conjunta entre las tres condenadas.

  

El letrado de la defensa de madre e hija, José Ramón García, ha solicitado para sus patrocinadas una pena de 17 años y seis meses de prisión por el delito de asesinato en concurso con atentado, más dos años por el delito de tenencia ilícita de armas. Además, ha confiado en el que el agravante de disfraz que se desprende de la deliberación del jurado se compense con el atenuante de reparación del daño por haber consignado gran parte de la indemnización ya a los familiares de la víctima.

  

García ha avanzado que la sentencia va a ser objeto de recurso porque ha entendido que "existen contradicciones evidentes" en relación a las cuestiones que han sido consideradas probadas por el jurado. Además, ha pedido la libertad provisional para Triana Martínez.

  

Por su parte, el letrado de la policía local, Fermín Guerrero, ha pedido para su patrocinada ocho años de prisión por el delito de asesinato en concurso con atentado, más otros dos años por de tenencia ilícita.

  

Guerrero ha indicado que va a recurrir y ha solicitado la suspensión de la condena de Raquel porque la sentencia no es firme y porque que su patrocinada lleva ya un año en libertad provisional y se ha demostrado que no existe riesgo ni de fuga ni tampoco de destrucción de pruebas.

Noticias relacionadas