Mondelo entrenarĂĄ en China la prĂłxima temporada

El ex tÊcnico del Avenida dirigirå al Shanxi Xing Rui Flame

El seleccionador nacional y extÊcnico de Perfumerías Avenida ha sido el elegido para dirigir el ambicioso proyecto del Shanxi Xing Rui Flame, equipo que tambiÊn ha fichado a la alero norteamericana Maya Moore para ser su gran referencia en la pista, según relata hoy el agente deportivo Prodep.

La marcha de Lucas Mondelo se fraguó una vez que, finalizado su contrato con Avenida, se comunicó que no renovaría por el club salmantino. Confirmada la decisión tomada por ambas partes y en apenas 72 horas se cerró la negociación con el Shanxi gracias al acuerdo de trabajo conjunto en China de Lluis Túnez (Regeneracom) y Nicolás San José (Prodep). Así lo desvela el propio Mondelo: “Me quedé sorprendido en el momento que se produjo el contacto. Había acabado mi trabajo en Avenida y nuestros caminos se separaban por la circunstancia de ser seleccionador así que estaba enfrascado en el trabajo con la FEB cuando llegó la posibilidad de este equipo. Ha sido rápido porque me hace mucha ilusión ya no sólo por el apartado económico-deportivo sino también porque es para mí es un nuevo reto”.

No es extraño que un equipo de la emergente Liga de China haya puesto sus ojos en un técnico como Lucas que en las últimas temporadas acumula éxitos tanto como entrenador de club –en apenas un año ha ganado todos los títulos posibles: Euroliga, Liga, Supercopas de Europa y España y Copa de la Reina-, como en su trabajo al frente de la selección, en categorías inferiores –plata en el Mundial sub 19, entre otros éxitos-, y absoluta. Ese extenso y prólijo currículum, su experiencia en la dirección de jugadoras de alto nivel y su cargo como seleccionador de España son los argumentos que para el Shanxi Xing Rui Flame se han expuesto como vitales para su contratación. “La ‘marca España’ vende mucho. Este año ya ha habido varios entrenadores españoles por el mundo y eso se repetirá esta temporada con técnicos y jugadoras. Es algo que habla muy bien de la competitividad del baloncesto español y coincido que mi presencia en la selección junto con el trabajo en Avenida han pesado bastante para que se fijaran en mí”, comenta.

Aunque sigue el camino de otros entrenadores españoles que ejercen su profesión fuera de nuestras fronteras en países como Polonia o Turquía, Lucas será pionero en la Liga china. “A ver qué tal cuando me vea allí. Voy a vivir una cultura diferente, a trabajar en un baloncesto diferente y eso supone un reto importante y es verdad que da un cierto vértigo. Por suerte en mi vida ya he estado en varios clubes y especialmente en Avenida que ha sido el que me ha dado el espaldarazo importante. Es un club muy importante en Europa y por el prestigio que tiene más presión que hay en Avenida, no la hay. Creo que estos dos años en Salamanca me han preparado para todo. Puede salir bien o mal pero seguro que será una experiencia inolvidable y ojalá se dilate en el tiempo”.

Es tan reciente todo que reconoce no tener todavía demasiados datos sobre lo que se encontrará en su nuevo club y en la Liga. Eso sí, ya se ha puesto manos a la obra para acumular información. “Ahora, al margen del trabajo que tengo que hacer para la Federación, veré partidos de la Liga para tener una referencia de cómo juegan. Del equipo sé que han apostado por la experiencia de una jugadora extranjera que ha disputado la Euroliga y que es de primerísimo nivel como Maya Moore y con la que me apetece muchísimo coincidir porque es especial. Después hay que ver cómo son las jugadoras chinas. Lo único que puedo decir es que yo jugué contra China en el Mundial sub 19 y he visto también al combinado nacional absoluto. Son jugadoras físicas, con talento y buenas tiradoras. Son muy disciplinadas y a lo mejor lo que hay que aportar es un poco más de lectura de juego y un poco más de iniciativa. Que dentro de esa disciplina, que puede ser muy buena, tengan momentos de decisión y libertad para desarrollar su talento. Creo que esa mezcla de lo mejor de su carácter y de su baloncesto con lo mejor del nuestro resulta explosiva, ojalá”.

Al margen de que cada equipo puede contar sólo con una foránea, otra de las particularidades de la Liga china es su duración. Mondelo se marchará al lejano Oriente en septiembre y la competición se alargará hasta el mes de febrero. De esta forma no existe ningún tipo de incompatibilidad para desarrollar su trabajo como seleccionador femenino español. “Una vez que acaba la Liga en China tengo marzo y abril completamente libres para preparar la planificación de mayo que es cuando empezamos la concentración del Europeo que se disputa en junio. Son dos meses para hacer un seguimiento más cercano de las jugadoras, aunque en este mundo global el resto de año tampoco habrá problema para hacerlo, pero ya las podré ver en directo, hablar, poder estar en ‘Final Eight’, etcétera”, argumenta un técnico que se declara “satisfecho porque sigo entrenando baloncesto. Tengo la suerte de que mi pasión es mi profesión e intentaré, como siempre, hacerlo lo mejor posible, logrando lo máximo al alcance. Sin ponerme techo pero siempre con los pies en el suelo porque esta es una profesión frágil en la que hay que trabajar cada día desde cero porque nadie te regala nada”, concluye con la sonrisa de quien se enfrenta a una aventura ilusionante.