Monago señala que "nadie puede obligar a nadie" a ser madre

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha considerado que en asuntos como el derecho a la reproducción asistida o al aborto, "nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre", como "tampoco nadie puede obligarle a nadie a serlo".
MÉRIDA, 30 (EUROPA PRESS)



Monago ha considerado que "la ideología no tiene que introducirse en asuntos de Estado", entre los que ha citado la Educación, la Sanidad o la Dependencia, y "tampoco en materias tan sensibles como la reproducción asistida o la interrupción voluntaria del embarazo".

Por eso, el presidente extremeño ha apostado por "desideologizar los temas fundamentales", y ha abogado desde Extremadura por hacer "una reforma de la ley del aborto por consenso", según ha aseverado en su Mensaje de Fin de Año que ha pronunciado este lunes desde el Museo Vostell de Malpartida de Cáceres.

"Necesitamos una ley del aborto que conecte con la sociedad, que sea reflejo de la España actual, la que inicia 2014", ha señalado el presidente extremeño, quien ha considerado que "para ello, las posiciones se tienen que acercar" en este ámbito.

Y es que, según ha dicho, tanto en el PSOE como en el PP hay personas "en contra del aborto y a favor", por lo que ha destacado la necesidad de tener "una gran responsabilidad" en este asunto, ya que "no es un debate cualquiera", sino que "tiene un impacto emocional enorme en todos y cada uno de nosotros", ha dicho el presidente extremeño.

"Yo creo en la libertad y defiendo a las mujeres, pero sé que este debate requiere de una gran madurez política por parte de todos", así como de "mucho sentido común", ha señalado Monago en su Mensaje de Fin de Año, en el que ha reiterado que es "un debate de altura" en el que "la política debe ganar peso", y cada uno debe "sacar lo mejor" de si mismo

LECCIONES DEL PASADO

Ante esta situación, el presidente extremeño ha apostado por "aprender para ello las lecciones del pasado", ya que en su opinión, la ley del aborto de Felipe González "nos unió durante 25 años", mientras que "la de Zapatero solo ha necesitado tres años para dividirnos".

Por eso, Monago ha apostado por "trabajar entre todos por una ley del aborto que dure al menos otros 20 años", aunque ha apuntado que "nadie dice que será un dialogo fácil".

Así, y ante el anteproyecto de ley que inicia su tramitación en el Congreso y el Senado, Monago ha considerado que en este proceso, diputados y senadores "deben estar a la altura del entendimiento que la sociedad demanda", y con el que a su juicio, "se debe demostrar que el punto de encuentro no solo es posible en España, sino que es además el camino correcto".