Mirotic enseña los dientes para sumar el primer punto

El Real Madrid agota al CAI y se apunta el primer punto en la lucha por entrar en la final, 84-76. 

El Real Madrid resolvió con un trabajado triunfo su estreno en la primera semifinal de los 'play-offs' de la Liga Endesa, tras superar (84-76) al CAI Zaragoza después de un duelo en el que los aragoneses, aún con la euforia reciente por su histórico pase en cuartos de final, sólo pudieron resistir el envite durante la primera mitad y en el que Nikola Mirotic resultó determinante.

 

El actual 'MVP' de la Liga Endesa tiró de repertorio y resultó indefendible para un CAI falto de potencia interior en defensa. Sus 18 puntos y 11 rebotes fueron el faro de un Real Madrid que no mostró su plenitud ante un CAI que ralló a notable altura hasta que la energia aguantó.

 

El CAI no se presentó en el Palacio con excusas. Ni el cansancio acumulado ni la tremenda emoción por hacer historia fueron factores en contra. La mentalidad era de partido decisivo. El conjunto de Abós supo controlar el ritmo de inicio ante un Real Madrid que, como resulta habitual, no empezó con muchas revoluciones. Su motor se calienta con el paso de los minutos.

 

Van Rossom maniataba a Llull y únicamente las pérdidas, hasta seis en el primer cuarto, preocupaban a los aragoneses. Eso y los contínuos ataques del Real Madrid al hombre que defendía Pablo Aguilar, frágil en su propia 'pintura' y un caramelo para Mirotic primero y para Reyes después.

 

El electrónico parecía ligado por defecto y a Laso comenzó a no gustarle el escenario. La entrada, de golpe, del tridente Rodríguez-Carroll-Slaughter era un mensaje. Se buscaba acelerar el ritmo y explotar mejor los posibles regalos del rival, que tampoco eran muchos.

 

Sin embargo, Llompart supo evitar que el 'Chacho' cogiese vuelo y únicamente dos chispazos de Carroll amagaron con la fuga. Pero el CAI, inteligente y coral, volvió a estrechar el marcador a la media parte (42-40). Las fuerzas aguantaban pero el Real Madrid guarbaba una carta. Basada en que seguramente esa energía y concentración absoluta del conjunto aragonés no duraría eternamente.

 

Al descanso el CAI resistía pero los primeros minutos del tercer período cambiaron el partido. Dontaye Draper, por primera vez sobre el parqué, fue la pieza que necesitaban los locales para forzar a su rival a un esfuerzo extra.

 

Con Rudy Fernández -que terminó lesionado tras un golpe en la espalda después de culminar un alley-oop a tres minutos de final- y Nikola Mirotic asumiendo los galones en ataque, y el tamaño de Begic condicionando ambas zonas, el Real Madrid encontró el camino (55-44, min.26). A los visitantes no les faltaban tanto soluciones como poder físico para mostrarlas, el esfuerzo anterior comenzaba a notarse

 

El oxígeno escaseaba y los chicos de Abós se vieron trece puntos abajo (66-53) con sólo diez minutos por jugar. Una cima demasiado alta para llevar tan pocas previsiones. Entre Nikola Mirotic, un libro abierto en ataque, y Felipe Reyes, un martillo en el rebote ofensivo, terminaron por desmontar cualquier esperanza visitante y amarraron el 1-0 de una serie que tendrá este sábado, también en la capital, su segundo acto, con el fin de aclarar el panorama del Real Madrid hacia la final o permitir al CAI Zaragoza seguir soñando con protagonizar la historia.

 

FICHA TÉCNICA 

 

REAL MADRID: Llull (5), Fernández (14), Suárez (-), Mirotic (18) y Begic (10) --posible cinco inicial--, Rodríguez (5), Carroll (8), Draper (5), Darden (3), Slaughter (), Reyes (16) y Hettsheimeir (-).

 

CAI ZARAGOZA: Van Rossom (10), Roll (10), Rudez (16), Aguilar (11) y Golubovic (6) --posible cinco inicial-- Stefansson (7), Toppert (-), Llompart (4) y Jones (12).

 

ÁRBITROS: Arteaga, Pérez Pérez y Martínez Fernández. Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes.