Mirar al futuro sin perder el legado de nuestros antepasados

Un proyecto de tren eléctrico pretende rehabilitar la vía férrea abandonada entre Fuente de San Esteban y Barca d´Alba

Un proyecto de tren eléctrico pretende rehabilitar la vía férrea abandonada entre Fuente de San Esteban y Barca d´Alba

La Asociación de Frontera ‘Tod@vía’ se resiste a “dejar morir” la vía férrea de La Fregeneda (Salamanca), una línea sin uso que une España y Portugal desde las conexiones de Fuente de San Esteban y Barca d´Alba.

 

Con el fin de buscar salida a esta infraestructura, la asociación salmantina está trabajando en un proyecto que estudia la puesta en funcionamiento de un tren eléctrico ligero, de bajo peso y velocidad reducida, según ha precisado el presidente de la asociación, José Andrés Herrero.

 

Este vehículo se cargaría de energía en varios puntos del recorrido, gracias a un campo generador con paneles solares, que no supondrían coste alguno porque ya han sido donados gratuitamente de una explotación fotovoltaica.

 

La idea, llamada ‘EnTrenAndo’, surgió hace unos años y actualmente está en desarrollo. Por ejemplo, el proyecto ya se ha completado y ya se cuenta con un campo generador, con el que ya se han hecho pruenas en el Instituto Torres Villarroel de Salamanca.

 

El vehículo se ha planteado para movilizar al personal que limpia las vías en desuso pero no se descarta que en un futuro pudiese dedicarse al movimiento de turistas por el parque natural.

 

La asociación tiene previsto continuar adelante con el proyecto y completarlo en mayo de 2014. No obstante, para su puesta en servicio sería necesario un permiso de ADIF con el que actualmente no cuentan.

 

Los responsables de la organización confían en que en un futuro pudiera llegarse a un acuerdo y la entidad estatal responsable de las vías recuperase esta conexión, que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2000.

 

VEHÍCULO

 

El vehículo proyectado se ha diseñado con poco peso y velocidad reducida para evitar el mayor roce posible sobre las vías del tren y ganar en eficiencia energética, una energía que llegaría desde unos campos generadores fotovoltaicos asociados.

 

Este medio de transporte se podría desplazar sobre las vías del tren abandonadas, pero al no ser ferroviario, no tendría prioridad en los pasos a nivel, a pesar de poder tener una importante capacidad para la conexión interurbana.

 

Asimismo, este vehículo contaría con una “particularidad”, según ha informado el presidente de la asociación, y es que dispondría de un dispositivo conocido como “hombre muerto”, que consiste en que para su funcionamiento es preciso mantener pulsado un elemento, de tal forma se evitarían accidentes y cualquier error por el desfallecimiento o pérdida de control del conductor.