Miranda: "Mi cargo está disposición del club hoy y el primer día porque soy hombre de club"

Miranda pasa por delante de Vetra después de saludarle antes del partido (Foto: Teresa Sánchez)

El entrenador  reconocía que esta semana deja sensación de decepción y disgusto por dos reveses. Felicitó a la afición y a sus jugadoras y aseguró que siente rabia y ganas de trabajar para afrontar lo que resta. 

Alberto Miranda reconoce que ha sido una semana de reveses. "La Copa fue muy difícil de digerir y esta segunda derrota también porque estamos acostumbradas a ser un equipo de dos competiciones hasta muy al final de la temporada. Ahora vamos a tener más tiempo para construir pero vamos a echar de menos ese nivel de competición pero lo hemos merecido", apuntaba.

 

Cree que su equipo estuvo en el partido pero "tenemos que saber contra quien nos enfrentábamos. No era el mejor rival para jugarse un cara o cruz. Hemos tenido opciones pero no ha podido ser porque también Kursk ha hecho las cosas bien.Jekabsone ha hecho siete de siete cuando aun sin nadie delante se suele fallar alguna y más con el ambiente que ha creado la marea. Hoy el sobresaliente cum laude va para la afición. El equipo ha sido de notable pero nos han faltado cosas, saber leer el partido en el tercer cuarto cuando han empezado a cambiar en todo. Además a Würzburg siempre mandan a los árbitros más valientes, es una pena que tengamos esas situaciones, aunque no sea la explicación a este partido".

 

Tras el descanso "hemos tenido un momento de bajón, de estos que vienen con el equipo y no hemos sido agresivas al aro, hemos dejado de circular el balón de pasar al interior y otras cosas que al final nos cuentan partidos. Nos entra, entre comillas, pánico en los que cuesta gestionar las emociones y cuando se cometen errores vienen más. Hoy lo hemos conseguido cambiar y en el último cuarto volver al partido y luchar. Aun no lo hemos eliminado y ahora vamos a intentar dejar eso fuera de la pista para afrontar los play off de todas las garantías posibles".

 

Personalmente se encuentra "disgustado por no haber podido cumplir con varios objetivos. Primero por lo de la Copa que la queríamos traer y no hemos podido. Sigo pensando que esta derrota no nos marca quedarnos fuera de Eurocup, sino los errores en la primera vuelta de la competición. Contento no puedo estar porque se nos escapan dos objetivos importantes pero sí tengo optimismo de cara al futuro porque hemos visto que el equipo se recompone, trabaja, hace buen partido aunque no se lleva el premio de la victoria. En eso nos vamos a centrar".

 

Asume su responsabilidad por no haber cumplido esos objetivos "Tengo la responsabilidad que me toca, soy el entrenador de este equipo y si no jugamos tan bien como debemos parte de culpa seguro que es mía. Mi cargo está siempre a disposición del club porque soy un hombre de club que trabajo siempre para que Avenida gane. Soy hombre de club e intento ayudar todo lo que puedo para que sea grande y que crezca. Estoy a disiposición de este club para lo que considere que es mejor y eso es así hoy y todos los dias desde el primero". 

 

Eso sí deja claro que él siente "fuerza y rabia y mucha energía para poder afrontar este final de competición. Poder trabajar con el equipo y sacarle todo el rendimiento que deberíamos estar dando". 

 

VETRA

 

El preparador de Kursk comenzó sus palabras refiriéndose al equipo local. "Felicitar a Perfumerías Avenida porque creo que está realizando un buen baloncesto, mejor en esta segunda vuelta que en la primera y agradecer a mis jugadoras el esfuerzo porque ha sido una semana complicada para nosotros, con varias con fiebre que no han podido entrenar, Harding ha venido hoy, han sido partidos fuera de casa y hoy era el más importante".

Noticias relacionadas