Miraltormes se llena de niños

Unos 240 niños participan en el programa  ‘Tu verano en Miraltormes’

 

 

El programa municipal ‘Tu verano en Miraltormes’ de Salamanca  reunirá durante este verano a 240 niños de entre cuatro y doce años en torno a actividades lúdicas y educativas desarrolladas en el Centro Municipal de Participación Ciudadana Miraltormes.

 

Así lo ha afirmado la concejal de Participación Social y voluntariado, Clarisa Molina, quien ha visitado este miércoles a algunos de los niños que se benefician de este programa durante los meses de julio y agosto (120 en cada mes).

 

Este programa se enmarca dentro de las actividades que se organizan con motivo del verano desde Participación Social para un total de 460 menores, y que este año se ofrecen como novedad en el Centro Municipal de Tejares, además de en Miraltormes, en el Aula Ambiental de Huerta Otea y en el Centro municipal Miguel de Unamuno.

Las actividades que se desarrollan en los Centros de Participación forman parte de la Campaña de Verano del Ayuntamiento, que cuenta este año con 2.100 plazas en 39 actividades, con la se persigue “facilitar la conciliación familiar y laboral en la época estival, además de ofrecer una alternativa de ocio a los chicos que no pueden salir de la ciudad durante las vacaciones”.

 

El principal objetivo de esta campaña, según ha destacado la concejal, es dar respuesta a las necesidades y demandas que plantean los ciudadanos y adaptar la oferta municipal a esos requerimientos con la optimización de los recursos existentes.

 

Clarisa Molina ha explicado que durante julio y agosto los niños llevarán a cabo, además, diferentes actividades que tienen como objetivo promover valores como la solidaridad, la cooperación, el respeto o la igualdad a través del juego.

 

‘TU VERANO EN MIRALTORMES’

 

En ‘Tu verano en Miraltormes’, los participantes se dividen, por edades,  en cuatro grupos (cuatro y cinco años, seis y siete, ocho y nueve y de diez a doce) para que su funcionamiento sea “el más adecuado y enriquecedor posible”. 

 

En concreto, Los niños participan en el proyecto educativo ‘Requetemiedo’ cuyo objetivo es el de “desmitificar miedos clásicos”. Para ello, los niños comparten experiencias con ‘Ramiro, el Vampiro’. Semanalmente, los niños aprenderán aspectos importantes de la alimentación, las diferentes culturas o las nuevas tecnologías, entre otras.

 

Asimismo, este proyecto, ha subrayado Clarisa Molina, proporciona a los niños las herramientas necesarias para realizar dinámicas de grupo, juegos, deportes, manualidades, talleres de cocina, juegos de exterior o actividades en el barrio, entre otras propuestas.