Miles de personas reclaman en Castilla y León la derogación de la Reforma Laboral, "madre de todos los problemas"

Manifestación del 1 de Mayo en Valladolid

Miles de personas han recorrido las calles de las principales ciudades de Castilla y León este viernes, 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajador, para solicitar la derogación de la Reforma Laboral, "madre de todos los problemas", bajo el lema 'Así no salimos de la crisis'.

Las manifestaciones se han repetido en las capitales de provincia de la Comunidad con participación dispar. Así, en Ávila, unas 600 personas han recorrido las calles de la capital abulense tras partir de la Plaza de Santa Ana, donde se encuentra la sede de los sindicatos, para llegar a la del Mercado Chico, frente al Ayuntamiento. En este caso, además de los lemas de los sindicatos para esta movilización, han tomado relevancia los conflictos que actualmente afectan a Nissan y Elgorriaga, con pancartas y alusiones a estas dos empresas.

 

En Zamora la cifra de ciudadanos que se han unido a la manifestación del 1 de Mayo ha alcanzado el millar. La marcha ha comenzado al mediodía en el barrio de San José Obrero, que en estos días celebra sus fiestas. Allí se han congregado poco más de 500 personas, un número que ha ido aumentando a medida que la manifestación llegaba a las calles más céntricas de la ciudad.

 

En Soria alrededor de medio millar de personas han participado en la manifestación del Primero de Mayo, que ha partido de la plaza Mayor a las 13.00 horas para terminar en la calle Vicente Tutor, donde se ubican las sedes de los sindicatos. Una batucada ha abierto la comitiva, en la que se han podido ver, además de la pancarta con el lema común de las manifestaciones, otra contra la reforma laboral de IU y una tercera de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), con el lema 'Otra política es posible desde la Comunión'.

 

En Burgos, un millar de personas según la Policía ha secundado la manifestación que ha partido pasadas las 12.00 horas de la Plaza del Mío Cid en dirección a la Plaza Mayor.

 

En la capital leonesa, unas 3.000 personas, 5.000 según los sindicatos, han recorrido las principales calles de la ciudad reunidos en torno al lema común de este Primero de Mayo bajo la lluvia que ha acompañado durante la manifestación.

 

Por su parte, en Palencia, unas 700 personas según la Policía Local han participado en la manifestación, que ha salido a las 12.30 del paseo del Salón y ha finalizado como es habitual en la plaza Mayor de la capital palentina. En este caso también se han podido ver pancartas en referencia a empresas concretas como Conservas Orio Elkano en la que se podía leer "Por el empleo, no al cierre".

 

DIVISIÓN EN SALAMANCA
 

En la capital salmantina la nota destacada ha sido la división entre CCOO y UGT, que aunque han realizado el mismo recorrido, lo han hecho separados por unos 400 metros, debido a sus discrepancias en las negociaciones del convenio del metal. Así, con media hora de diferencia en su convocatoria, cientos de personas se han repartido en dos grupos que han recorrido las principales calles desde Gran Vía hasta la Plaza Mayor, UGT en primer lugar y CCOO en segundo, junto a la Plataforma por la Sanidad Pública e IU, entre otros colectivos.


En Segovia, cerca de medio millar de personas convocadas por la Cumbre Social ha salido a la calle desde el edificio de sindicatos, en la avenida Fernández Ladreda, para desembocar en la Plaza Mayor, donde un representante del colectivo republicano Antonio Machado ha puesto voz a un manifiesto. Durante la marcha, los manifestantes han coreado consignas como 'Lo llaman democracia y no lo es' o 'Viva la lucha de la clase obrera'. En una gran pancarta, han demandado que las personas sean "lo primero", han defendido el fin de los recortes y han exigido una renta mínima garantizada en España.

 

En Valladolid, miles de personas, 10.000 según la organización y entre 2.300 y 2.500 según fuentes policiales, han recorrido las calles del centro de la ciudad. La protesta, que ha partido de la Plaza Colón en torno a las 12.00 horas y ha terminado en la Plaza Mayor de Valladolid, ha contado con la presencia representantes sindicales, partidos políticos, asociaciones y colectivos sociales.

 

En Valladolid, donde se ha producido la movilización más numerosa, han participado los líderes regionales de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, respectivamente, quien han expuesto las principales reivindicaciones en defensa de los trabajadores.
 Así, Agustín Prieto, ha incidido en las "injusticias perpetradas" por Mariano Rajoy, vertebradas a través de una "política neoliberal que ha llevado a los trabajadores a unas cotas de paro desconocidas hasta la fecha y ha dirigido las reivindicaciones contra la "madre de todos los problemas: la Reforma Laboral", que ha facilitado dichas "cotas de pobreza y de desigualdad", al tiempo que ha reclamado un "cambio de rumbo", con políticas activas, para luchar contra el desempleo, medidas de estímulo y de recuperación del poder adquisitivo de los parados.

 

Por ello, días antes de las elecciones del 24 de mayo, Prieto ha hecho un llamamiento a que el voto vaya para quienes den opciones acordes a los intereses que representan. "Sería de locos votar opciones que nos van a agredir", ha apuntado.

 

En esta línea, Ángel Hernández, ha significado la situación especial de la protesta de este año, en alusión a las próximos comicios. Por este motivo, ha informado de que la labor de este día será un "chequeo" de los anuncios del Gobierno, confrontarlo con lo que los sindicatos entiende como "real" e informar de la "recetas" del CCOO para combatir la crisis económica y la "penosa" situación de miles de personas.

 

A la movilización también ha acudido el candidato de IU a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Sarrión, quien ha incidido en la necesidad de reivindicar los derechos de los trabajadores en un contexto de "enorme gravedad social". Tras puntualizar que "no es el día del trabajo y sí el del trabajador", en declaraciones recogidas por Europa Press, Sarrión ha afirmado que con 230.000 desempleados Castilla y León registra una creación de empleo de carácter "temporal y parcial", donde por cada trabajador que se jubila con una aportación de 1.500 euros, "surgen tres con 500 euros de sueldo. "Eso es el empleo que se está creando", ha lamentado.

 

Por ello, IU reclama una transformación completa del modelo productivo nacional y regional y la derogación de la Reforma Laboral, además de luchar porque el despido "no sea tan fácil". "En definitiva, legislar para quienes sufren la crisis, no para quienes la generaron", ha dicho Sarrión.

 


PRECARIZACIÓN DEL PP

Por su parte, el candidato del PSOE a las Presidencia del Ejecutivo autonómico, Luis Tudanca, ha subrayado el sentido de la protesta, la reivindicación de los derechos laborales, cuando las decisiones políticas del PP "han precarizado, como nunca antes" el trabajo, los derechos y la dignidad de los trabajadores.

 

Por ello, considera "muy importante estar a su lado" y construir entre todos con el diálogo social, "también con los sindicatos", un nuevo modelo de relación entre empleados y empresarios que salve esta inseguridad y garantice derechos, "terminado con el modelo de explotación laboral" propuesto por el Partido Popular. "No ha terminado la crisis, por mucho que algunos se empeñen", ha reflexionado Tudanca mientras ha insistido en que la inestabilidad actual, "norma en la actualidad" debería ser "excepción".

 

Finalmente, en nombre de Podemos, el candidato a las Cortes de Castilla y León por Valladolid, Carlos Chávez, ha apuntado que el discurso tiene que "ir más allá" y marchar en la línea de la recuperación de la dignidad de las personas" y en torno a los jóvenes que se marchan "porque en Castilla y León no tiene presente".