Miguel Heras gana todas las etapas de la dura 'K42 TransMallorcaRun'

Miguel Heras a su llegada a la meta. (Foto: organización TransMallorca)

La prueba consistía en tres maratones más una carrera urbana en el centro de Palma. Finalmente quedó fuera de la clasificación por el abandono de su pareja, su hermano Roberto.

Miguel Heras ha hecho un balance positivo de su participación en la K42 TransMallorcaRun. El bejarano tomó la salida por equipos junto a su hermano Roberto, quien no acabó la carrera. A pesar de estar virtualmente eliminados a causa del abandono, en la segunda jornada, Miguel participó y ganó todas las etapas.



La prueba, por etapas, recorrió 145km en la isla de Mallorca. Las pruebas se dieron en un total de cuatro escenarios: tres maratones de 42 kms, uno de elos nocturno en el sur de la isla, y una carrera final de 19 kms en el centro de la ciudad de Palma de Mallorca, desde el Castillo de Bellver hasta la cima de Na Burguesa.



Miguel Heras se desplazó a Mallorca junto a su hermano Roberto Heras, con quien se habían propuesto correr la prueba por parejas. En la primera etapa, de 49 km y 2400 m de desnivel positivo los hermanos quedaron en primera posición, en un recorrido que les permitió descubrir el tramo entre Lluc i Sòller. "La verdad es que me estoy encontrando muy bien a nivel de sensaciones. Los paisajes son increíbles y es un lugar muy bonito para correr", comentaba Miguel a su llegada, con un tiempo de horas y 45 minutos.



Sin mucho tiempo para descansar, la segunda etapa empezaba ese mismo día. Un recorrido nocturno de 40 km entre las playas de Sa Ràpita y Cap Salinas. Desafortunadamente para el dúo Heras, Roberto se vio obligado a abandonar por tener malas sensaciones durante parte del recorrido. De esta forma, el equipo quedaba eliminado de la clasificación general.



Sin embargo, Miguel decidió seguir corriendo las diferentes pruebas: "A pesar de que no me jugaba nada, tenía ganas de aprovechar la estancia en la isla para descubrir los lugares que la organización había previsto para el recorrido. Ha sido una experiencia muy bonita, en una prueba que seguro que tendrá mucho potencial en próximas ocasiones", afirma.



Así, Miguel participó también en la tercera etapa, de 30 km y 1600 m de desnivel a través de la Sierra de Tramuntana, en la que a pesar de todo también se llevó la primera plaza. La última etapa, un circuito urbano en el Castillo de Palma fue también una experiencia diferente para el bejarano, quien también en esta ocasión se hizo con la victoria.



Al final, buenas sensaciones para Miguel en esta primera edición de la K42 TransMallorca Run. En las próximas semanas, el atleta tiene previsto participar en la Cursa dels Cingles, en Vilaplana (Tarragona).