Miguel Heras, con su triple corona, destaca en la Salomon Ultra Pirineu 2016

Miguel Heras y Cosme Pérez

La Salomon Ultra Pirineu 2016 se ha consolidado entre las pruebas más duras e internacionales del ultra trail y, pese a la ausencia en esta ocasión de Kilian Jornet, ha dejado buen sabor de boca con el tercer triunfo de Miguel Heras en la categoría ultra de 110 kilómetros.

Un total de 554 medallas entre los 831 participantes que, finalmente, tomaron la salida dejan un buen 63,2 por ciento de éxito en cuanto a 'finishers', mientras que un 36'8 puso el freno en el camino, al verse obligados a abandonar por incumplimiento del reglamento o del material obligatorio, por indicación médica o al llegar a un punto de control fuera de tiempo.

Y, si Heras se proclamaba protagonista absoluto con su triple corona en la Ultra Pirineu con 12:05:51 de carrera a través de los 110 kms y 6.800 m de desnivel positivo, el último en cruzar la meta fue el francés de origen catalán Cosme Pérez, que necesitó un tiempo de 29:07:40 para completar su ruta por el Parc Natural del Cadí Moixeró, 17 horas más que el vencedor que le recibió en meta y le colgó su medalla.

El de Béjar celebró en Bagà su tercera victoria en la prueba mientras que Gemma Arenas consiguió llevarse la victoria en categoría femenina y sumar el título de las Skyrunner World Series en modalidad ultra.

Por otro lado, la 'Marató Pirineu' la ganó Ismail Razga, el a priori favorito y que dejó anécdota. Con el público aplaudiendo en su entrada a meta en Bellver, se paró a 100 metros y sacó una manta térmica de su mochila para agradecerle su ayuda a lo largo de sus carreras de montaña. Razga, con un tiempo de 4:01:58, entró un minuto antes que Pablo Villalobos y Abdelfatah Dalal Jirari, que completaron el podio del maratón.

En cuanto a la 'Nit Pirineu', un kilómetro vertical que se corre de noche, sólo un corredor se quedó a las puertas de completar la prueba. Con una lluvia intensa arrancó este evento que este año venía con el reto añadido de hacerlo con el agua como acompañante, y 149 de 150 corredores superaron el desnivel en una prueba donde se impuso la juventud de Jan Margarit y Fátima de Diego.

"Los corredores han disfrutado y cuando el 'feeling' que tiene es bueno, el balance nuestro es positivo. En el caso de la Nit Pirineu llovió bastante y en el ultra lo hizo en algunos momentos y puntos de la carrera, pero todos los participantes iban bien equipados con el material obligatorio y eso siempre te da tranquilidad", valoró el director de la prueba, David Prieto.