Miguel Ángel Luengo: "Hubo un exceso de protagonismo por parte del antiguo equipo de gobierno"

El alcalde electo de La Alberca en la sede de Tribuna de Salamanca. (Foto: Alba Villar).

El alcale electo de La Alberca, Miguel Ángel Luengo, impulsará la creación de una Asociación de Empresarios de Hostelería “que acabe con las competencias inútiles que no llevan a ninguna parte”. Además, intentará resolver el problema de abastecimiento de agua cuando se multiplica la población en el municipio con la construción de un nuevo azud. 

¿Cómo han recibido la noticia?

 

No nos ha pillado de sorpresa porque había un descontento palpable en el pueblo.  Estamos muy contentos con este nuevo reto que se nos presenta, pero no es una lotería. Hay mucho trabajo por delante en el municipio.

 

¿Por qué había descontento en el pueblo?

 

Creo que ha sido un tema de actitud frente al pueblo. El equipo de gobierno del Partido Popular ha tenido demasiado protagonismo. Los ciudadanos son los que tienen que ser los protagonistas: las asociaciones, las cofradías, las comisiones.  La deuda no se ha tratado como debiera. No tanto la forma si no la manera como se traslada al pueblo la información.

 

¿Qué aspectos positivos remarca del equipo de gobierno anterior?

 

Quiero creer que todas las personas de un pueblo como La Alberca se presentan por amor a su pueblo. Tengo que agradecer al equipo de gobierno saliente el tiempo que ha dedicado. He visto un intento de revitalizar algunas tradiciones, aunque las formar no han sido las adecuadas, bajo mi punto de vista. No se ha gobernado para las personas y, en un pueblo de poco más de mil habitantes, es lo que hay que hacer. 

 

¿Ningún miembro de la corporación cobra por su trabajo y dedicación en el municipio?

 

No, nadie cobra ni un duro. No hay ninguna asignación, ni partida presupuestaria, ni ningún sobresueldo. Hay que echar muchas horas porque es la administración más cercana al pueblo. El alcalde es alcalde dentro y fuera del ayuntamiento. No es mi idea cobrar en el ayuntamiento, pero el corrupto no depende de un sueldo. Se puede presentar gente muy comprometida y gente muy poco comprometida que persigue un interés oscuro. 

 

 

¿Los políticos de La Alberca quieren ascender en su carrera política?

 

Que una persona tenga aspiraciones fuera del municipio no es malo; me parece legitimo, pero no es mi caso. 

 

¿Cómo era usted y su equipo en la oposición?

 

Ningún gobierno debería gobernar sin haber pasado antes por la oposición. En un 80% hemos estado de acuerdo con las medidas que se han tomado. Y en el 20% restante seguramente hayamos estado de acuerdo en el fin, pero no en las formas.

 

¿Seguiría en la oposición este año si no hubiese ganado?

 

Alguien me decía que realmente es ahora cuando comienzan los sin sabores. Yo pienso que para sin sabores los de la oposición.

 

¿Qué necesidades tiene su pueblo?

 

Hay una prioridad que tengo presentes 24 horas al día: el agua. La Alberca no tiene un problema con el agua, pero si con su gestión y con la antigüedad en las redes de abastecimiento.  Vivimos del turismo y a nadie le gusta ir a un hotel y que no haya agua. Y los vecinos igual; se merecen tener agua siempre. La Alberca tiene agua suficiente, pero en momentos puntuales como el 14 ó el 15 de agosto, al multiplicar varias veces la población, viene el problema. Yo lo comparo con Madrid, ya que si todos sus habitantes quisieran salir al mismo tiempo de la ciudad, no habría carriles suficientes para todos.

 

¿Cómo se va a solucionar el problema?

 

La Junta de Castilla y León, en periodo casi electoral, y la Diputación han prometido un dinero para construir un azud, pero es un proyecto poco ambicioso y quizá volvamos a pecar de lo mismo. No se puede hacer una inversión para tapar el problema cuatro días.

 

¿Qué más necesita el pueblo?

 

Muchas cosas, pero más que necesidades son prioridades. Por ejemplo, la celebración del 75 aniversario de la declaración del pueblo como Conjunto Histórico Artístico es crucial. La mayoría de las personas no conocen que se hará en el aniversario, ni el sentido que tiene. Hay que organizar una comisión para decidir diferentes asuntos y decirle al pueblo que están todos invitados.

 

¿Cómo está el empleo en La Alberca?

 

Hay una tasa de paro alta y precariedad laboral debido a las últimas medidas tomadas por el gobierno de España. El ayuntamiento no tienen competencias laborales, pero creo en el espíritu emprendedor de los albercanos. Lo primero que quiero hacer es reunirme con los empresario del sector de la hostelería. Es esencial crear una Asociación de Hosteleros de La Alberca para evitar competencias inútiles que no llevan a ninguna parte. Hubo un intento de crear la asociación, pero creo que no hubo mucho interés por parte del equipo de gobierno pasado.

 

La pena es que la gente joven siente que tiene que marchar a otros lugares porque no tiene oportunidades. Necesitamos cambiar eso y el ayuntamiento hará todo lo que pueda en ese aspecto. 

 

Creo que la diversificación está muy bien en los sectores productivos y tenemos una gran castaña. Podemos centrarnos también en la agroindustria. Debemos impulsar una cooperativa de castañas, ya que tenemos un producto buenísimo y pueden dar juego todos los recursos derivados del mismo. 

 

 

¿Alguna necesidad de cara a los edificios públicos del pueblo?

 

Para mi es fundamental el pabellón. Una de las actividades extraescolares en La Alberca es el fútbol. La propia Diputación de Salamanca le dijo al alcalde saliente que el pabellón no tenía las medidas adecuadas para practicar este deporte. Es esencial acondicionarlo para que los jóvenes no tengan que desplazarse a pueblos como Tamames para poder jugar.

 

Un ciudadano de La Alberca necesita unos servicios acordes a los impuestos que paga. Se elevó el IBI y no se ha trasladado al pueblo en nuevos recursos y servicios.  Es esencial reabrir el centro de mayores. No puede seguir cerrado.

 

¿Lleva muchos años cerrado?

 

Sí, lleva unos cuantos años cerrado. Ahora mismo, los mayores no pueden ir a ningún lugar  a tomar café, jugar una partida de cartas o simplemente charlar. 

 

Son los encargados de las fiestas de agosto, ¿harán cambios?

 

Cuando una cosa funciona; no es necesario cambiarla. La Asociación Amigos de La Alberca funciona muy bien en ese aspecto. Lo que no vamos hacer es asumir protagonismos impropios. El Ayuntamiento tiene que estar al frente, pero no ser el centro de atención.

 

¿Qué ha cambiado en La Alberca desde que usted era pequeño?

 

Sigue igual de bonito y es un pueblo muy de vivir en la calle, pero he notado un poco de tensión entre los vecinos.

 

¿La Alberca hará algo para y por la transparencia?

 

Bueno, hasta ahora no lo ha hecho con el equipo de gobierno saliente. Nosotros vamos a crear una Concejalía Ciudadana para poder elaborar unos presupuestos participativos. No tenemos miedo y no queremos que haya secretismos de ningún tipo. Cada céntimo quiero que la gente sepa donde va destinado. Quiero hacer cosas que interesan a las persona, para que la gente vuelva a confiar en la política.

 

¿Qué opina de la nueva ley de reforma local?

 

En esa ley va incubierta la privatización de los servicios. El alcalde quedará para presentar al pregonero de las fiestas y poco más. Se trata que la administración más cercana al ciudadano tenga posibilidad de maniobrar sobre lo que afecta a los ciudadanos. No creo que una administración tenga que ser rentable; tiene que ser justa y equilibrada. Los ayuntamientos de Madrid o Salamanca cerrarían y tendrían que quedar en manos de empresas privadas si tuviesen que ser rentables.