¿Miedo a filtraciones entre salmantinos?

Lapeña se tomó tan a pecho el trabajo contra Rivas que cerró el pabellón a cal y canto.

El técnico de Perfumerías Avenida se tomó muy en serio la semana de entrenamientos de su equipo para preparar el partido ante Rivas Ecópolis.

 

avenidaTanto, que -quizá por miedo a filtraciones entre salmantinos- cerró a cal y canto el pabellón de Würzburg y, por su había dudas, colgó el cartel de la imagen: Entrenamientos Perfumerías Avenida a puerta cerrada. Y tanto que lo fueron, ya que el mismo pabellón estuvo cerrado con llave hasta que le tocó entrenar al siguiente equipo.

 

De momento, tanto secretismo le ha salido muy bien al técnico maño, que se impuso a Rivas y está líder de la clasificación de Liga Femenina, aunque no deje de extrañar por estos lares, poco acostumbrado a este tipo de métodos.